Ir al contenido principal

Los criminales que estremecieron a Chile

A pesar de los años en que Julio Pérez Silva sembró el terror en Alto Hospicio, su caso no es único. En Chile existen varios sicópatas que mantuvieron en vilo a la comunidad y lograron burlar por varios meses a las autoridades policiales.
El caso más emblemático corresponde al Chacal de Nahueltoro. El 20 de agosto de 1960, Jorge del Carmen Valenzuela Torres, se acercó hasta su conviviente de 38 años de edad, Rosa Rivas, en busca de la pensión de viudez que la mujer debía retirar cada mes en San Carlos, Séptima Región. Pero en esa ocasión su pareja no tenía el dinero y por ello reaccionó en forma violenta. Tomó la guadaña con la que trabajaba en el campo, le dio muerte en el lugar. Luego, hizo lo mismo con los cinco hijos de la mujer, entre ellos, un bebé.
Horas más tarde, Quelo Dinamarca, dueño del Fundo Chacayal, encontró los cuerpos. De Valenzuela, nada se supo hasta un mes después, cuando la policía lo encontró en el campo.
El "Chacal de Nahueltoro" fue fusilado el 30 de abril de 1963 en la cárcel de Chillán.

DUBOIS

Además de este caso que causó interés nacional, la prensa posee antecedentes que se remontan a principios del siglo XX. Uno de ellos es Emil Dubois, quien fue apodado "el genio" o "el artista" debido a su mirada atemorizante, su gran amabilidad y su capacidad para manipular personas y situaciones. Este francés de buenos modales se instaló en Valparaíso, donde llevó a cabo una vida tranquila mientras cometió diez crímenes.
Dubois utilizó su aspecto de caballero para ingresar a los inmuebles de sus víctimas y matarlas a sangre fría. Dubois se transformó en el primer condenado a muerte por el sistema judicial chileno.

VIÑA Y MAIPU

Sin embargo, uno de los más aterradores fueron los sicópatas de Viña del Mar, el carabinero Jorge José Sagredo Pizarro y Carlos Alberto Topp Collins, quienes cometieron diez asesinatos y cuatro violaciones.
Sus ataques en la Quinta Región durante agosto de 1980 y noviembre de 1981 sembraron el pánico entre la población. Tras un largo proceso, los dos inculpados fueron fusilados la madrugada del 29 de enero de 1985.
Un episodio más reciente ocurrió entre diciembre de 1994 y octubre de 1995. Durante ese lapso el pánico se apoderó de los habitantes de la zona poniente de Santiago. Una pareja de individuos, que se movilizaba en un automóvil secuestraba a jóvenes mujeres para luego violarlas en forma reiterada. Los plagios de las muchachas duraba varios días y posteriormente eran abandonadas en la vía pública.
El caso, que generó alarma pública, fue bautizado como el de "los violadores de Maipú". Las víctimas fueron 10 y se estableció que los ultrajes eran filmados con el objeto de ser comercializados en el extranjero como cintas pornográficas. Sin embargo, los videos nunca aparecieron.
En octubre de 1995, la pareja conformada por el ex presidiario David Calisto Núñez y Alicia Quijada, ambos de 34 años, fue hallada muerta en un inmueble de la comuna de Lo Prado.
En tanto que el caso del chacal de Alcohuaz involucró a Juan Domingo Salvo, quien asesinó a una mujer y sus tres hijos al interior del Valle del Elqui.
El asesino se dedicaba a la agricultura y leía poesía. El 25 de noviembre de 1990, fue a visitar a su vecina para pedirle que retirara una denuncia en su contra por intento de violación de su hija de tan sólo ocho años.
Cuando la discusión se tornó acalorada, Salvo simplemente cogió un hacha y asesinó a la mujer y sus tres hijos. Ya en la cárcel se determinó que el sujeto en 1975 había sido condenado a diez años de cárcel por matar a su padre y a su hermana.
El examen del Servicio Médico Legal reveló que Salvo tenía "una personalidad sicopática, antecedentes de anomalías en la esfera sexual y de consumo excesivo de alcohol".
En 1993 fue condenado a muerte, pero la muerte le fue conmutada a presidio perpetuo.

EL TILA

Roberto José Martínez Vásquez, de 26 años de edad, más conocido como "El Tila", fue sindicado en julio de 2002 como el "sicópata de La Dehesa". Durante los 33 días que duró su reino de terror en el barrio alto de Santiago, cometió cuatro ataques que involucraron a 4 mujeres, dos varones y un niño. "El Tila", atacaba de día, violaba a las mujeres, golpeaba a los hombres y permanecía varias horas dentro de los hogares. Durante la noche regresaba a la cárcel de Puente Alto donde cumplía reclusión nocturna por el homicidio e incineración del cadáver de una joven drogadicta. Las pruebas de sangre y su ADN delataron su identidad.
Otro caso es el de Jaime Carter, más conocido como el "pelao", quien a los 22 años recibió el apelativo del "violador de La Dehesa". En 1989, fue arrestado por su responsabilidad en el ultraje de 11 empleadas domésticas. Según los antecedentes policiales, el sujeto nunca actuó con extrema crueldad: entraba a
la casa de sus víctimas, las maniataba con corbatas y las violaba varias veces.
Durante su permanencia en los inmuebles, Carter tomaba licor y fumaba hasta una cajetilla de cigarrillos. La justicia lo condenó a cadena perpetua.
Publicar un comentario

Interesante

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Bailes de La Tirana

La gran variedad de colores, ritmos y coreografías es sin duda una de las principales características de esta festividad, donde cada baile expresa de manera distinta su devoción a la Virgen .

Los Chinos


Este baile tiene raíces post hispánicas y fue traído desde el Santuario de Andacollo. Aparece en La Tirana en 1907.
El baile chino posee una jerarquía especial, ya que ellos sacan a la Virgen en procesión. La tradición se impuso a fines del siglo XIX cuando Tarapacá estaba en pleno proceso de chilenización. El Baile Chino era reconocido como una institución antigua que nació en Andacollo, es decir, eminentemente chileno.

Los Chunchos El baile representan a los indígenas de la vertiente oriental de Los Andes con una estructura que nace en Bolivia y data de 1848. Hoy es el único baile del tipo tradicional selvático. Anteriormente estaban los Tobas, Callaguayas, Cambas, Chirihuanos y Llameros, los que asistieron a la construcción del nuevo templo de La Tirana.
Describen bailes en círculos…

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”


Son 78 cartas. Cada una de ellas representan una idea, un concepto que permite conocer tu futuro, reafirmar el presente o entender tu pasado. Hombres y mujeres, profesionales o pobladores, todos en algún momento se sienten atraídos por conocer qué les depara el destino, aclarar presentimientos o confirmar engaños. El tarot es una ventana a una manera de enfrentar el mundo y terminar con la incertidumbre del presente.

¿Esoterismo o terapia para los acongojados? Una mezcla de ambas. Para la tarotista Lucía, leer el tarot “es como la vida misma”. A través de las cartas se puede ver la realidad, la situación de la familia, la relación con amigos, los amores y los viajes que se realizaron o se realizarán.
El tarot se basa en la simbología de cada carta. Cada una de ellas representa algún sentido en la vida, desde la pasión, los viajes o la muerte. El sentido se va armando a partir de la ubicación de sus cartas e…