Ir al contenido principal

Ejército e Inacap firman convenio


Un ambicioso proyecto para certificar competencias y habilidades del personal militar y un plan de colaboración docente suscribieron ayer el Ejército de Chile e Inacap. La firma del convenio fue posible presenciarla en Iquique a través de una conexión de videoconferencia con Santiago.
El documento en la capital fue firmado por el comandante en jefe del Ejército, general Juan Emilio Cheyre, y el director ejecutivo de Inacap, José Pedro Undurraga.
El convenio implica tres acuerdos sobre capacitación, apoyo docente y certificación de habilidades.
Este acuerdo implicará que Inacap cuente en su planta docente con personal militar en diferentes áreas afines. De la misma manera el personal del cuadro permanente podrá continuar con estudios técnicos o profesionales.
También Inacap certificará a los jóvenes que realizan su servicio militar y las habilidades y destrezas que aprendieron durante su periodo de instrucción. Este implicará que los jóvenes al graduarse cuenten con un documento que avalen los trabajos y oficios que aprendieron y desempeñaron al interior de la institución castrense.
Este acuerdo es una complementación a otro anterior que se suscribió en 1999 y que continúa la línea de cooperación mutua.
Luego de la firma del convenio, el general Cheyre, ofreció una clase magistral denominada “Educación e Integración: Un aporte al desarrollo Nacional”.
En la oportunidad el general Cheyre destacó la importancia de la modernización del Ejército y cómo la institución se adapta a las nuevas exigencias de una sociedad tecnologizada, de tal forma de especializar en forma constante al cuadro permanente.
En Iquique, el evento fue seguido por representantes del Ejército, personal del cuadro permanente y jóvenes que realizan su servicio militar. Por parte de Inacap, estuvo presente el director regional del establecimiento, Fernando Loyola, estudiantes y docentes.

Publicar un comentario

Interesante

La historia que esconde la Rotonda Chipana en Iquique: Los inmigrantes Lucanos

La rotonda Chipana, ubicada en el sector sur de Iquique, albergua una escultura metálica que representa a Felicia Muscio. Cuenta la historia que Felicia Muscio llegó a Iquique a fines de 1800 desde Nápoles, cuando desembarcó en Argentina y cruzó la Cordillera de Los Andes en un caballo con su bebé en brazos. Al llegar a Valparaíso emprendió el viaje a su destino final, Iquique, donde la esperaba su marido Vittorio Sciaraffia. Con este relato, el escultor Antonio Masini plasmó lo que Felicia tuvo que pasar para reencontrarse con su amor y vivir una nueva vida lejos de su hogar. "Felicia de Los Andes" como fue nombrada esta escultura que muestra a una mujer montada sobre un caballo y con su hija en brazos, fue enviada a hacer por la familia Sciaraffia en 2001 para rendir un homenaje a esta mujer que cruzó océanos para comenzar de nuevo. La escultura alcanza los ocho metros de altura, por casi cuatro de ancho y tres y medio de profundidad.  En Iquique, el 22 de mayo los más de 2 m…

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”


Son 78 cartas. Cada una de ellas representan una idea, un concepto que permite conocer tu futuro, reafirmar el presente o entender tu pasado. Hombres y mujeres, profesionales o pobladores, todos en algún momento se sienten atraídos por conocer qué les depara el destino, aclarar presentimientos o confirmar engaños. El tarot es una ventana a una manera de enfrentar el mundo y terminar con la incertidumbre del presente.

¿Esoterismo o terapia para los acongojados? Una mezcla de ambas. Para la tarotista Lucía, leer el tarot “es como la vida misma”. A través de las cartas se puede ver la realidad, la situación de la familia, la relación con amigos, los amores y los viajes que se realizaron o se realizarán.
El tarot se basa en la simbología de cada carta. Cada una de ellas representa algún sentido en la vida, desde la pasión, los viajes o la muerte. El sentido se va armando a partir de la ubicación de sus cartas e…

Los criminales que estremecieron a Chile

A pesar de los años en que Julio Pérez Silva sembró el terror en Alto Hospicio, su caso no es único. En Chile existen varios sicópatas que mantuvieron en vilo a la comunidad y lograron burlar por varios meses a las autoridades policiales.
El caso más emblemático corresponde al Chacal de Nahueltoro. El 20 de agosto de 1960, Jorge del Carmen Valenzuela Torres, se acercó hasta su conviviente de 38 años de edad, Rosa Rivas, en busca de la pensión de viudez que la mujer debía retirar cada mes en San Carlos, Séptima Región. Pero en esa ocasión su pareja no tenía el dinero y por ello reaccionó en forma violenta. Tomó la guadaña con la que trabajaba en el campo, le dio muerte en el lugar. Luego, hizo lo mismo con los cinco hijos de la mujer, entre ellos, un bebé.
Horas más tarde, Quelo Dinamarca, dueño del Fundo Chacayal, encontró los cuerpos. De Valenzuela, nada se supo hasta un mes después, cuando la policía lo encontró en el campo.
El "Chacal de Nahueltoro" fue fusilado el 30 de…