Ir al contenido principal

Para segundo terminal

Corema aprobó ampliación de Patillos

La Comisión Regional de Medioambiente, Corema, aprobó en la mañana de ayer el estudio de impacto ambiental que presentó la Compañía Minera Punta de Lobos para la construcción de un nuevo muelle en el Puerto de Patillos.
Este ambicioso proyecto considera un nuevo terminal para el embarque de sal y estará muy cerca de las actuales instalaciones.
La creación de este nuevo muelle implica una inversión que bordea los once millones de dólares. El terminal número dos, como le llaman, estará ubicado a 600 metros al sur del actual muelle.
Se espera que su construcción demore un plazo de 14 meses y que esté terminado en el segundo semestre de 2006.
Todos estos antecedentes fueron entregados durante la reunión que tuvo la Corema durante la mañana de ayer en la sala del Consejo Regional. En la oportunidad se pudieron conocer los principales hitos de este proyectode ingerniería.

30 AÑOS

La imponente infraestructura tendrá una tiempo de operación estimado en treinta años y tiene por objetivo terminar con la congestión portuaria que actualmente existe en el terminal. La demanda por utilizar estas dependencia en el embaque de sal ha aumentado considerablemente durante los últimos años.
Esta congestión se refleja en el aumento en el tiempo de espera que tienen los barcos de la gira.
La capacidad de transferencia de carga del muelle será de 1.600 toneladas por hora, y con la posibilidad de recibir barcos de 100.000 dwt.
Los terrenos utilizados corresponden a 9 hectáreas en tierra firme, además de otras dos en la que se instalará la estructura del muelle.
En la reunión, la Corema también aprobó otros proyectos de impacto ambiental como la “Ampliación Nueva Victoria” de la empresa Soquimich; “Optimización de Operación del Relleno Sanitario de Pica” de la municipalidad de Pica; “Instalación de Centro de Cultivo Marino para la Engorda del Ostión” presentado por Corpesca para desarrollar en el sector de Caleta Ciego Ernesto en la cercanías de Pabellón de Pica.

Comentarios

Popular Posts

Los criminales que estremecieron a Chile

A pesar de los años en que Julio Pérez Silva sembró el terror en Alto Hospicio, su caso no es único. En Chile existen varios sicópatas que mantuvieron en vilo a la comunidad y lograron burlar por varios meses a las autoridades policiales.
El caso más emblemático corresponde al Chacal de Nahueltoro. El 20 de agosto de 1960, Jorge del Carmen Valenzuela Torres, se acercó hasta su conviviente de 38 años de edad, Rosa Rivas, en busca de la pensión de viudez que la mujer debía retirar cada mes en San Carlos, Séptima Región. Pero en esa ocasión su pareja no tenía el dinero y por ello reaccionó en forma violenta. Tomó la guadaña con la que trabajaba en el campo, le dio muerte en el lugar. Luego, hizo lo mismo con los cinco hijos de la mujer, entre ellos, un bebé.
Horas más tarde, Quelo Dinamarca, dueño del Fundo Chacayal, encontró los cuerpos. De Valenzuela, nada se supo hasta un mes después, cuando la policía lo encontró en el campo.
El "Chacal de Nahueltoro" fue fusilado el 30 de…

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Himno de Iquique

Canciones para la ciudad
El primer himno a Iquique fue compuesto por Baldomero Castro y utilizó el seudónimo de Justo Miralles.
Mario Bahamonde en su libro "Guía de la Producción Intelectual Nortina" indica que Baldomero Castro "compuso el himno en Pisagua en 1889 y está destinado a glorificar la epopeya de Iquique. Se cantó en todas las escuelas de Chile entre 1890 y 1897".
El segundo himno fue creado en 1936 por Roberto López Meneses, "Canto lírico a Iquique". En él enfatizaban las cualidades humanas de los iquiqueños, denominando a la ciudad "pueblo singular".
El tercer himno pertenece a Julio García y se cantó en la década de los 40 y los 50. La letra versa sobre el desierto, el mar, las gestas militares y deportivas.
El músico boliviano Gilberto Rojas, es el autor del vals de Iquique. Nació en Oruro el 10 de marzo de 1916 y falleció el 21 de marzo de 1983, a los 67 años.
La letra del vals se refiere a las bondades del puerto y señala el gran amor…