Ir al contenido principal

Trasladarán estación de El Colorado

Hacia recinto amurallado

Los oscuros días de la antigua Estación de Trenes de El Colorado están por acabar. La administración de la Zona Franca de Iquique anunció oficialmente la puesta en marcha de un ambicioso proyecto de recuperación de ese sector y la valorización de este edificio y de las maquinarias que se encuentran a su alrededor.
En definitiva, la propuesta de Zofri es rescartar la ex estación de El Colorado y emplazarla en una nueva ubicación al interior del recinto amurallado. También solicitaron al Consejo Asesor de Monumentos Nacional de la Provincia de Iquique para que les permita mover las dos locomotoras y los carros que se encuentran en el patio y que son monumentos nacionales desde 1979. La idea es trasladar las maquinarias junto a otros equipos hasta el Centro Logístico de Zofri donde permanecerán guardadas. De esta manera se detendrá el proceso de deterioro que presentan las locomotoras Menscher Koppel N°1035 y la locomotora John Flower y Compañía N°8; además del coche comedor YT-23 y el coche de servicio ES-23 que funcionaron en la Región de Tarapacá durante la existencia del ferrocarril entre Iquique y Pueblo Hundido. "Estas locomotoras son consideradas parte del esplendor del ciclo salitrero y por ello su valor", afirma la secretaria ejecutiva del cosejo asesor de monumentos, la arqueóloga Cora Moragas.

PETICIONES

Ayer en la tarde el gerente general de Zofri, Leonardo Jorquera, entregó oficialmente la petición al Consejo Asesor para iniciar los trabajos de traslado de la antigua estación.
Jorquera afirmó que la intención de Zofri es trasladar el edificio hasta la zona ubicada entre el edificio de Convenciones y avenida Centenario, específicamente donde hoy existen estacionamientos en la entrada principal al recinto amurallado. Alrededor del edificio se construirá un pequeño parque y se implementará un paseo peatonal que llegue hasta el mismo centro comercial.
También instalarán una línea férrea que llegue hasta esa estación y que se conecte con los rieles que están en el actual patio. La idea es unir la estación en el circuito turístico con el Paseo Baquedano.

TRASLADO

El traslado se hará bajo la tutela del Consejo Asesor de Monumentos. Para ello se rescatarán los principales elementos del edificio que actualmente está ubicado en calle Las Cabras. Evidentemente, la construcción completa no se podrá mover, porque las paredes son de concreto. "Pero se intentará recuperar todos los elementos arquitectónicos y maderas que forman parte del edificio", afirma Leonardo Jorquera.
El edificio de la estación de El Colorado no está catalogado como Monumento Nacional y por ello no está protegido como edificio histórico. Sin embargo, los ejecutivos de Zofri como los integrantes del Consejo Asesor reconocen el valor de la vieja estación.
Ante esta situación, Zofri se comprometió a entregar en un plazo prudente toda la documentación necesaria para solicitar que la estación de El Colorado sea monumento nacional. Mientras eso ocurre, el traslado seguirá en curso. La idea es que a fin de año la casona de dos pisos ya esté en su nueva ubicación.
La secretaria ejecutiva del Consejo Asesor de Monumentos, Cora Moragas, afirmó que el organismo que encabeza valora la propuesta de Zofri por recuperar ese entorno que hasta el momento no era visitado por la ciudadamía. "Es un aporte para la comunidad". También dijo que es beneficioso para las antiguas locomotoras que sean guardadas al interior del Centro Logístico y de esa manera detener su deterioro.
La situación más complicada son las locomotoras y los carros, ya que pertenecen a Ferronor.
El Consejo ya recibió la solicitud de Zofri para moverlas y guardarlas bajo techo. Ahora están esperando la respuesta de Ferronor. Sin embargo, la especialista afirmó que está de acuerdo con guardarlas en el Centro Logístico.
Respecto al carro de servicio que es monumento nacional y que no está en el patio de El Colorado. Moragas afirmó que nadie sabe a ciencia cierta donde está, pero ella sospecha que se encuentra en el Museo Ferroviario de Baquedano, en la Segunda Región.

Comentarios

Popular Posts

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Himno de Iquique

Canciones para la ciudad
El primer himno a Iquique fue compuesto por Baldomero Castro y utilizó el seudónimo de Justo Miralles.
Mario Bahamonde en su libro "Guía de la Producción Intelectual Nortina" indica que Baldomero Castro "compuso el himno en Pisagua en 1889 y está destinado a glorificar la epopeya de Iquique. Se cantó en todas las escuelas de Chile entre 1890 y 1897".
El segundo himno fue creado en 1936 por Roberto López Meneses, "Canto lírico a Iquique". En él enfatizaban las cualidades humanas de los iquiqueños, denominando a la ciudad "pueblo singular".
El tercer himno pertenece a Julio García y se cantó en la década de los 40 y los 50. La letra versa sobre el desierto, el mar, las gestas militares y deportivas.
El músico boliviano Gilberto Rojas, es el autor del vals de Iquique. Nació en Oruro el 10 de marzo de 1916 y falleció el 21 de marzo de 1983, a los 67 años.
La letra del vals se refiere a las bondades del puerto y señala el gran amor…

Casa del Deportista de Iquique

Alrededor de 18 años debió esperar la comunidad para contar con un recinto que acogiera los grandes espectáculos deportivos, frecuentes en las décadas del 50 y 60.


La Casa del Deportista "Guillermo Valenzuela Koster", enclavada en un comienzo en calle Tarapacá entre Barros Arana y Vivar.

El coliseo de cemento y emociones, diseñado por el arquitecto Mario Bravo, costó mucho sudor y demasiadas lágrimas a los dirigentes de antaño.

Lo básico fue adquirir los terrenos. El alcalde Pedro Munga los vendió al Consejo Local de Deportes, presidido por el doctor Juan Lombardi, en un lejano 13 de diciembre de 1949. La compra se concretó en 150 mil pesos y el sitio correspondía a el ex Mercado.

Los dirigentes de esa época acordaron que el recinto sería para el Consejo y se destinaría a las disciplinas del boxeo, básquetbol, vóleibol y tenis de mesa.

El martes 5 de septiembre de 1950 el arquitecto Mario Bravo dio a conocer el diseño estructural, precisando que el Estadio tendría una capac…