Ir al contenido principal

Entregó cheque por 303 millones de pesos

Iquique formalizó traspaso de bienes a Hospicio

Luego de casi dos meses de atraso a las 18 horas de ayer se formalizó oficialmemte el traspaso de los bienes y recursos desde la municipalidad de Iquique a la nueva comuna de Alto Hospicio.
De esta manera se realizó un trámite crucial para la autonomía de Alto Hospicio.
Junto con la firma de los documentos que implica el traspaso de los bienes inmuebles y la salud y educación municipalizada, se entregó un cheque por un monto de 303 millones de pesos para la municipalidad de Alto Hospicio.
Este dinero es un saldo que informó la municipalidad de Iquique por concepto de los recursos que recibió del Fondo Común Municipal del 2004 que entregó la Subsecretaría de Desarrollo Regional. Luego de sacar cuentas de los ingresos y gastos que generó Hospicio entre mayo y diciembre de 2004, se determinó que sobraron estos 303 millones que ahora están en la cuenta corriente de la municipalidad de Alto Hospicio.
En total la Subdere entregó al municipio hospiciano durante el 2004 poco más de 1.200 millones de pesos.
El traspado también establece la entrega de la administración del Liceo Eleuterio Ramírez la Escuela Simón Bolívar, el Consultorio Pedro Pulgar y el Sapu de la Pampa. También implica los organismos de servicio comunitario
Ahora, con la independencia total que posee Alto Hospicio, su alcalde, Ramón Gallegillos, está centrando sus esfuerzos en organizar la nueva comuna e iniciar la generación de fuentes de recursos.
En este sentido, los esfuerzos están centrados en el proceso de renovación de los permisos de circulación y también el pago de patentes de alcoholes y comerciales.
También está la administración del patio de autos que son confiscados por tribunales. Anunció además el inicio de una severa fiscalización al comercio de Hospicio, debido a que la mayoría están funcionando sin sus permisos municipales correspondientes. "Es parte del ordenamiento y la gente de entender".

Comentarios

Popular Posts

Los criminales que estremecieron a Chile

A pesar de los años en que Julio Pérez Silva sembró el terror en Alto Hospicio, su caso no es único. En Chile existen varios sicópatas que mantuvieron en vilo a la comunidad y lograron burlar por varios meses a las autoridades policiales.
El caso más emblemático corresponde al Chacal de Nahueltoro. El 20 de agosto de 1960, Jorge del Carmen Valenzuela Torres, se acercó hasta su conviviente de 38 años de edad, Rosa Rivas, en busca de la pensión de viudez que la mujer debía retirar cada mes en San Carlos, Séptima Región. Pero en esa ocasión su pareja no tenía el dinero y por ello reaccionó en forma violenta. Tomó la guadaña con la que trabajaba en el campo, le dio muerte en el lugar. Luego, hizo lo mismo con los cinco hijos de la mujer, entre ellos, un bebé.
Horas más tarde, Quelo Dinamarca, dueño del Fundo Chacayal, encontró los cuerpos. De Valenzuela, nada se supo hasta un mes después, cuando la policía lo encontró en el campo.
El "Chacal de Nahueltoro" fue fusilado el 30 de…

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Himno de Iquique

Canciones para la ciudad
El primer himno a Iquique fue compuesto por Baldomero Castro y utilizó el seudónimo de Justo Miralles.
Mario Bahamonde en su libro "Guía de la Producción Intelectual Nortina" indica que Baldomero Castro "compuso el himno en Pisagua en 1889 y está destinado a glorificar la epopeya de Iquique. Se cantó en todas las escuelas de Chile entre 1890 y 1897".
El segundo himno fue creado en 1936 por Roberto López Meneses, "Canto lírico a Iquique". En él enfatizaban las cualidades humanas de los iquiqueños, denominando a la ciudad "pueblo singular".
El tercer himno pertenece a Julio García y se cantó en la década de los 40 y los 50. La letra versa sobre el desierto, el mar, las gestas militares y deportivas.
El músico boliviano Gilberto Rojas, es el autor del vals de Iquique. Nació en Oruro el 10 de marzo de 1916 y falleció el 21 de marzo de 1983, a los 67 años.
La letra del vals se refiere a las bondades del puerto y señala el gran amor…