Ir al contenido principal

Iquique sin cables

Ciento dieciocho personas están apoyando la causa en Facebook, “Iquique sin cables”. Esta campaña es una de las primeras causas netamente iquiqueñas que superan el centenar de seguidores.


Esta propuesta coincide con el petitorio de temas que presentaron los lectores de La Estrella de Iquique a través de su foro ciudadano. En esa oportunidad se pedía terminar con los cables y los autos abandonados en las calles de la ciudad.

La causa “Iquique sin cables” nació a mediados de agosto de este año y fue impulsada por el iquiqueños Vittorio Canessa Morales, estudiante de quinto año de derecho en la Universidad Finis Terrae en Santiago. Canessa también es presidente de la federación de estudiantes de esa casa de estudios superiores.

Vittorio usa Facebook para mantenerse en contacto con sus amigos y sobre las novedades que existen en Iquique. De esta manera decidió darle un uso a las herramientas de las causas en esta red social. Buscó un tema que implicara a la ciudad y fuese un problema generalizado en la ciudad. Fue entonces que decidió proponer la eliminación de los cables de las calles de Iquique.

Afirma que la causa está tomando fuerza y que existe algunos candidatos locales que las está apoyando, entre ellos la candidata a alcaldesa Myrta Dubost y el postulante a concejal Demetrio Carrillo.

Espera que esta propuesta sea tomada en cuenta por la autoridades y que escuchen las ideas y opiniones que las personas han dejado en el sitio durante las últimas semanas.

La propuesta de Canessa está centrada en que la eliminación de los cables de la ciudad se convierta en un proyecto Bicentenario y que ésta marcaría un impacto maryor en la ciudad que levantar una réplica de La Esmeralda o crear alguna obra en la zona costera. “Eliminar los cables sería una obra que abarcaría toda la ciudad”.

Entradas más populares de este blog

Bailes de La Tirana

La gran variedad de colores, ritmos y coreografías es sin duda una de las principales características de esta festividad, donde cada baile expresa de manera distinta su devoción a la Virgen .

Los Chinos


Este baile tiene raíces post hispánicas y fue traído desde el Santuario de Andacollo. Aparece en La Tirana en 1907.
El baile chino posee una jerarquía especial, ya que ellos sacan a la Virgen en procesión. La tradición se impuso a fines del siglo XIX cuando Tarapacá estaba en pleno proceso de chilenización. El Baile Chino era reconocido como una institución antigua que nació en Andacollo, es decir, eminentemente chileno.

Los Chunchos El baile representan a los indígenas de la vertiente oriental de Los Andes con una estructura que nace en Bolivia y data de 1848. Hoy es el único baile del tipo tradicional selvático. Anteriormente estaban los Tobas, Callaguayas, Cambas, Chirihuanos y Llameros, los que asistieron a la construcción del nuevo templo de La Tirana.
Describen bailes en círculos…

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”


Son 78 cartas. Cada una de ellas representan una idea, un concepto que permite conocer tu futuro, reafirmar el presente o entender tu pasado. Hombres y mujeres, profesionales o pobladores, todos en algún momento se sienten atraídos por conocer qué les depara el destino, aclarar presentimientos o confirmar engaños. El tarot es una ventana a una manera de enfrentar el mundo y terminar con la incertidumbre del presente.

¿Esoterismo o terapia para los acongojados? Una mezcla de ambas. Para la tarotista Lucía, leer el tarot “es como la vida misma”. A través de las cartas se puede ver la realidad, la situación de la familia, la relación con amigos, los amores y los viajes que se realizaron o se realizarán.
El tarot se basa en la simbología de cada carta. Cada una de ellas representa algún sentido en la vida, desde la pasión, los viajes o la muerte. El sentido se va armando a partir de la ubicación de sus cartas e…