Ir al contenido principal

La historia de la Zona Franca de Iquique

La Zona Franca de Iquique nació a la luz pública el 25 de junio de 1975 con el objetivo de impulsar el desarrollo de la Primera Región que en ese momento atravesaba una crisis económica ocasionada por la inestabilidad de la industria pesquera y la imposibilidad de reflotar el salitre como fuente de divisas para la zona.
La Ley 1.055 que creó la Zofri, dice en sus artículos que el sistema “es el principal instrumento de desarrollo regional, expresado en la formación de mayor empleo de mano de obra, en asentamiento poblacional y reactivación de actividades productivas y de servicios regionales”.
Entre su plan permanente se encuentra agilizar el comercio exterior, rebajar el costo de los productos extranjeros, crear empleos en el comercio, industria y servicios, permitir el traspaso de tecnología extranjera e impulsar la inversión privada.
Durante la época de formación de Zofri la prensa local, autoridades regionales y nacionales hablaban de la teoría de “polos de desarrollo” a través de una inserción sin barreras al mercado mundial posibilitando y agilizando el comercio exterior regional.
Otro de los objetivos era estimular económica y socialmente a la región. Tres puntos avalan esta idea: la región es fronteriza, escasamente poblada y en esa época existían varios litigios territoriales con sus vecinos más próximos.
Cuando se creó la Zona Franca nació como un servicio público, denominado Junta de Administración y Vigilancia de la Zona Franca de Iquique. Esta instancia era presidida por el intendente.
Especialistas indicaban que la creación de la Zofri repercutió en distintos ámbitos desde una remodelación urbana, revalorización del centro histórico, en especial avenida Baquedano y la habilitación de una gran costanera que reorientó la ciudad hacia el mar.


CAMBIOS

El desarrollo paulatino del sistema recibió un nuevo empuje en 1989 al dictarse la ley 18.846 del 8 de noviembre que ordenaba constituir una sociedad anónima “que se regirá por las normas de las sociedades anónimas abiertas, quedando sometida a la fiscalización de la Superintendencia de Valores y Seguros.”
Hasta 1990 Zofri fue un servicio público. Después, el 48 por ciento de su propiedad se privatizó y la administración pasó a convertirse en una sociedad anónima, Zofri S.A.
En 1999 la Corporación de Fomento a la Producción, Corfo, era el principal accionista con un 51 por ciento del total. El Fisco de Chile conserva un 1 por ciento, mientras que el 48 por ciento restante está en manos de accionistas privados: AFPs (10,90%); corredores de bolsas (12,58%), Fondos Mutuos (3,14%), otros accionistas (21,11%) y fondos de capital extranjero (0,27%).
En 1994 las ventas siguieron subiendo y el sistema dio empleo a cerca de 10 mil trabajadores . Dos años después la empresa lanzó una nueva imagen corporativa que reflejó una sociedad anónima, moderna, eficaz y comprometida con el desarrollo regional. Fue así como se creó el lema “Zofri S.A. Centro de Negocios del Pacífico Sur”.
Ahora la Zona Franca es considerada como parte del corredor de comercio entre la Cuenca del Pacífico y Sudamérica. Tenía en 1999 un movimiento anual promedio de 4 mil millones de pesos.

LOS MEJORES AÑOS

A comienzos de los años 90, Zofri inició su mejor periodo de desarrollo y expansión económica en Sudamérica y Chile.
De acuerdo a estadísticas generadas por la administración de Zofrisa, el sistema entre 1991 y 1998 entregó al Fondo Nacional de Desarrollo Regional, FNDR, alrededor de cuatro mil millones de pesos, lo que representa el 30 por ciento del pago que hace Zofri por concepto de concesión al gobierno regional.
Las utilidades de Zofri en 1991 ascendieron a los 5 mil 86 millones de pesos aproximadamente, convirtiéndose en uno de los mejores años para el sistema durante toda su historia. Sólo fue superado en 1995 cuando facturó cerca de 5 mil 839 millones de pesos. Para ese año la estructura de las ventas de Zofri según su destino se desglosaron de acuerdo a su tendencia histórica.
El 21,8 por ciento fue consumido al interior de la Primera Región, el 24,4 por ciento restante fue l mercado chileno y el 53,8 por ciento fue directamente a distintos puntos del extranjero.
Durante la década del 90 los principales clientes de Zofrisa fueron en orden d 
e importancia, Bolivia, la Primera Región, resto de Chile, Perú, Argentina, y Paraguay. El mercado emergente fue Brasil.
Actualmente el 60 por ciento de las ventas de Zofri se destinan al extranjero. En este desglose se establece que Bolivia durante 1998 continúo siendo el mayor socio comercial y el sector más dinámico de crecimiento en relación con la Zofri. Las ventas a Bolivia sobrepasaron los 700 millones de dólares, seguidas por Perú con 328 millones, Paraguay con 148 millones, Argentina con 98 millones y Brasil con 29 millones de dólares.
Respecto a las ventas al interior del país se conoce que el 23 por ciento corresponden a transacciones de la Primera Región y un 17 por ciento son ventas que van al resto de Chile.
Sobre los principales proveedores del sistema durante 1998, fueron China, Estados Unidos, Japón, y Corea del Sur, representando en conjunto el 56 por ciento de las compras totales de Zofri. En total durante 1998, esas compras ascendieron a dos mill 299 millones de pesos.

Interesante

Bailes de La Tirana

La gran variedad de colores, ritmos y coreografías es sin duda una de las principales características de esta festividad, donde cada baile expresa de manera distinta su devoción a la Virgen .

Los Chinos


Este baile tiene raíces post hispánicas y fue traído desde el Santuario de Andacollo. Aparece en La Tirana en 1907.
El baile chino posee una jerarquía especial, ya que ellos sacan a la Virgen en procesión. La tradición se impuso a fines del siglo XIX cuando Tarapacá estaba en pleno proceso de chilenización. El Baile Chino era reconocido como una institución antigua que nació en Andacollo, es decir, eminentemente chileno.

Los Chunchos El baile representan a los indígenas de la vertiente oriental de Los Andes con una estructura que nace en Bolivia y data de 1848. Hoy es el único baile del tipo tradicional selvático. Anteriormente estaban los Tobas, Callaguayas, Cambas, Chirihuanos y Llameros, los que asistieron a la construcción del nuevo templo de La Tirana.
Describen bailes en círculos…

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Himno de Iquique

Canciones para la ciudad
El primer himno a Iquique fue compuesto por Baldomero Castro y utilizó el seudónimo de Justo Miralles.
Mario Bahamonde en su libro "Guía de la Producción Intelectual Nortina" indica que Baldomero Castro "compuso el himno en Pisagua en 1889 y está destinado a glorificar la epopeya de Iquique. Se cantó en todas las escuelas de Chile entre 1890 y 1897".
El segundo himno fue creado en 1936 por Roberto López Meneses, "Canto lírico a Iquique". En él enfatizaban las cualidades humanas de los iquiqueños, denominando a la ciudad "pueblo singular".
El tercer himno pertenece a Julio García y se cantó en la década de los 40 y los 50. La letra versa sobre el desierto, el mar, las gestas militares y deportivas.
El músico boliviano Gilberto Rojas, es el autor del vals de Iquique. Nació en Oruro el 10 de marzo de 1916 y falleció el 21 de marzo de 1983, a los 67 años.
La letra del vals se refiere a las bondades del puerto y señala el gran amor…