Ir al contenido principal

La Cuestión Social


Como "el gran hito en la cuestión social de principios de siglo" califica el historiados y sociólogo Sergio González Miranda, a la lucha de los pampinos por sus derechos laborales. El punto más alto en este proceso, asegura, fue la matanza registrada en la Escuela Domingo Santa María, el 21 de diciembre de 1907.
trabajadpr 01

A pesar que este hecho decantó la tensión social que existía en las oficinas salitreras, las reivindicaciones del trabajador pampino resurgieron con fuerza durante los diez años siguientes.
Bernardino Farfán Espinoza es un pampino que se ha dedicado en los últimos años a investigar sobre la vida en las salitreras.
Tomando como base las experiencias de su niñez y juventud recuerda con añoranza y sentido crítico la vida en la pampa.
Varias huelgas ocurrieron durante este lapso y que fueron apagadas con el fuego de las armas. Los libros de historia recuerdan en forma somera la matanza de la Oficina San Gregorio el 3 de mayo de 1921 cuando gobernaba el Presidente Arturo Alessandri Palma.
"Un teniente de ejército recibió órdenes superiores de ametrallar a las doscientas personas que estaban apostadas en la plaza de la oficina salitrera. Un hecho similar ocurrió dos meses después en la vecina oficina Santa Ana".
Posteriormente La Coruña se convirtió en el centro neurálgico de una huelga que paralizó al menos 120 oficinas salitreras de la Provincia de Tarapacá. El 3 de junio de 1925 dos regimientos de artillería y caballería provenientes de la zona central del país abrieron fuego contra 1.500 personas. Se desconoce el número de fallecidos.
Estos tres casos, sumados a la especial situación en que se encontró Pisagua durante el primer cuarto del siglo XX, convirtió a la provincia, según Bernardo Farfán, "en un lugar en donde los derechos de los trabajadores eran pasados a llevar por las grandes empresas extranjeras".

Descontento obrero

Por otra parte el elemento obrero de las ciudades, ya consciente de su derecho a una mayor participación en la riqueza nacional y a un género de vida más libre y humano, a fines del siglo XIX comenzaba a organizarse en sociedades de resistencia y a manifestar su descontento.
Fue así que surgieron las primeras huelgas que se conocieron en Chile. Producían su agitación, entre otras causas, la baja del cambio internacional, pues disminuyendo el valor del papel moneda le recortaba al artesano sus jornales, a la vez que le encarecía el sustento. Por otra parte la inmigración extranjera, cuyos individuos, entrando en competencia con los obreros del país, pedían el alza de los salarios.
Fueron esos movimientos los que dieron origen y razón de existir al Partido Demócrata, pequeña pero tumultuosa agrupación, constituida en 1887, que entró a actuar desde entonces en las luchas electorales y políticas bajo la inteligente y firme dirección de Malaquías Concha (1859-1921), abogado de mérito, que lo fundó y sostuvo muchos años, hasta hacerlo pesar como factor importante en el gobierno.

Interesante

Bailes de La Tirana

La gran variedad de colores, ritmos y coreografías es sin duda una de las principales características de esta festividad, donde cada baile expresa de manera distinta su devoción a la Virgen .

Los Chinos


Este baile tiene raíces post hispánicas y fue traído desde el Santuario de Andacollo. Aparece en La Tirana en 1907.
El baile chino posee una jerarquía especial, ya que ellos sacan a la Virgen en procesión. La tradición se impuso a fines del siglo XIX cuando Tarapacá estaba en pleno proceso de chilenización. El Baile Chino era reconocido como una institución antigua que nació en Andacollo, es decir, eminentemente chileno.

Los Chunchos El baile representan a los indígenas de la vertiente oriental de Los Andes con una estructura que nace en Bolivia y data de 1848. Hoy es el único baile del tipo tradicional selvático. Anteriormente estaban los Tobas, Callaguayas, Cambas, Chirihuanos y Llameros, los que asistieron a la construcción del nuevo templo de La Tirana.
Describen bailes en círculos…

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Himno de Iquique

Canciones para la ciudad
El primer himno a Iquique fue compuesto por Baldomero Castro y utilizó el seudónimo de Justo Miralles.
Mario Bahamonde en su libro "Guía de la Producción Intelectual Nortina" indica que Baldomero Castro "compuso el himno en Pisagua en 1889 y está destinado a glorificar la epopeya de Iquique. Se cantó en todas las escuelas de Chile entre 1890 y 1897".
El segundo himno fue creado en 1936 por Roberto López Meneses, "Canto lírico a Iquique". En él enfatizaban las cualidades humanas de los iquiqueños, denominando a la ciudad "pueblo singular".
El tercer himno pertenece a Julio García y se cantó en la década de los 40 y los 50. La letra versa sobre el desierto, el mar, las gestas militares y deportivas.
El músico boliviano Gilberto Rojas, es el autor del vals de Iquique. Nació en Oruro el 10 de marzo de 1916 y falleció el 21 de marzo de 1983, a los 67 años.
La letra del vals se refiere a las bondades del puerto y señala el gran amor…