Ir al contenido principal

Oficinas salitreras en la región de Tarapacá


A pesar de las diferentes épocas en que fueron construidas y habitadas, Humberstone, Santa Laura y Victoria tienen en común que las tres fueron catalogadas en su tiempo como "oficinas modelos" y que poseían la mejor tecnología en la industria del nitrato.
Las tres produjeron grandes expectativas en los trabajadores y las tres tuvieron un final lento y tortuoso.


Humberstone
Humberstone tuvo su predecesora, La Palma, que fue construida en 1862 por la Peruvian Nitrate Co. Diez años después fue levantada muy cerca de ahí, Santa Laura. Ambas simbolizaban lo mejor que existía a fines del siglo XIX. Sin embargo, sus vidas entrelazadas iban a separarse luego de la Primera Guerra Mundial. Después de pasar por manos de distintos propietarios, Humberstone fue declarado como improductivo y los dueños prefirieron cerrar la faena y despedir a sus dos mil empleados.
En 1934 fue adquirida por la Compañía Salitrera de Tarapacá, la que inició una remodelación total de la maestranza y la construcción de un nuevo campamento para obreros. La inversión fue gigantesca. En menos de diez meses fue levantado el rancho de empleados, un hotel, la nueva pulpería, mercado, iglesia, un pequeño hospital y una biblioteca. La mayoría de estas construcciones permanece en pie hasta la actualidad.
El cambio de nombre de La Palma a Santiago Humberstone ocurrió el 21 de mayo de 1934, cuando ejecutivos de la capital e inversionistas extranjeros llegaron hasta la oficina para asistir a un almuerzo privado en donde se oficializó la nueva denominación de la oficina.
Según el pampino Gerónimo Caballero, a la ceremonia no asistió el célebre industrial Santiago Humberstone, porque su complicado estado de salud no le permitía subir a la pampa. Dos años después fueron construidos el teatro y la piscina Olímpica.

Santa Laura

Mientras Humberstone hacía gala de su nuevo rostro. Santa Laura permanecía activa sin grandes problemas para sus empleados y trabajadores.
En 1960 se cierran las faenas por baja demanda de nitrato. Más de tres mil trabajadores y sus familias tuvieron que salir de los campamentos.
Ya a mediados de los años 50 Corfo analizó la mejor forma de desarmar las cientos de ex oficinas salitreras abandonadas en la zona norte.

El ocaso

Fue así como, luego de paralizado Humberstone, el empresario y ex pampino Isidoro Andía adquirió los bienes salitreros existentes en el cantón "Nebraska". Su intención era sacar dividendos con la madera y fierros oxidados, para así cubrir la inversión. Con ello viene el desmantelamiento progresivo de cinco salitreras que se prolonga por ocho años hasta que en 1970 el Estado declara Monumento Nacional a Santa Laura y Humberstone.
En 1985 Andía se declaró en quiebra y el Síndico toma el control de los bienes del empresario.
En medio de juicios y demandas, las oficinas comenzaron a sufrir el rigor del abandono y de saqueadores, ya que el Estado no podía habilitar vigilancia y los Andía no tenían cómo velar por toda la extensión.
Tal situación hizo que la opinión pública presionara por su cuidado, algo más que complejo, ya que si bien el suelo era del Fisco, las estructuras eran de privados.
Así las cosas, el 3 de diciembre de 1994 se da vida a la Corporación Museo del Salitre, entidad cuyo objetivo era preservar las antiguas estructuras. A su cruzada se sumaron además representantes de la Zona Franca, Universidad Arturo Prat, el Obispado de Iquique y agrupaciones sociales de pampinos.
Esa institución tiene actualmente a su cargo la conservación de las ex oficinas y busca que sean declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Un recorrido por la pampa

El desierto de La Primera Región está plagado de los restos de oficinas salitreras que funcionaron entre el siglo XIX y XX. De algunas sólo quedan recuerdos fotográficos; otras persisten entre el fuerte sol y las inclemencias del tiempo.

Ramírez

La oficina Ramírez perteneció al Cantón de Huara. Estaba cerca de Huara y sus vecinas más próximas eran San José y Mapocho. Fue tasada por el gobierno de Perú en 75 mil soles de plata y perteneció a la Compañía de Salitres Liverpool, cuyo dueño era John Thomas North.
Ramírez tiene el triste hito de ser escenario de un fusilamiento obrero por parte de las tropas del coronel Robles. Esto ocurrió meses antes que se desatara la Revolución de 1891.

Unión

La oficina Unión pertenecía al Cantón de San Francisco. El gobierno del Perú la tasó en 8.700 soles. Durante su vida útil tuvo varios dueños. En 1875 fue de Flora de Díaz, 1882 Glavich y Stiepovicg, 1889 Sociedad Nacional La Unión, 1912 Marcos Cicarelli. En 1933 pasó a manos del gobierno chileno a través de la Cosach.

Sebastopol

La oficina Sebastopol perteneció al Cantón de Yungay y en ella se vivieron grandes cambios tecnológicos de producción. En 1853 aplican por primera vez el sistema de vapor directo para elaborar salitre y en 1856 se separa el yodo de las aguas madres. Ambos procedimientos los implanta Pedro Gamboni.
En 1908 Sebastopol perteneció al Cantón de La Noria y era de propiedad de la sociedad Hidalgo y Cía. Su producción era embarcada por Iquique.

Peña Chica

La oficina Peña Chica pertenecía al Cantón de la Peña. Está ubicada muy cerca de Humberstone. Fue tasada por el gobierno peruano en 385 mil soles. En 1910 su dueño era J. Matth Gildemeister. Su producción era embarcada por Iquique.

Primitiva

La oficina Primitiva pertenecía al Cantón de Negreiros. Fue propiedad de John Thomas North. Por un lapso breve su administrador fue Santiago Humberstone. Hacia 1910 perteneció a la Compañía de Salitres y Ferrocarril Agua Santa. Primitiva tuvo la fama de ser una de las más grandes y desarrollas en su tiempo, tanto que ella alojaron North, el famoso periodista británico William H. Russel, el dibujante Melton Prior y el presidente José Manuel Balmaceda.

Democracia

La oficina Democracia pertenecía al Cantón de Negreiros. En su mejor tiempo producía 1.500 quintales de salitre diarios con una ley del 96 por ciento. Inició sus faenas 1885 con 200 trabajadores que vivían en un caserío compuesto por 115 habitaciones. Consumía 3.000 pies cúbicos de agua al día en la elaboración del salitre. Su producción la embarcó por Caleta Buena. Los primeros dueños fueron Granja y Cía, pero en 1913 pasa a manos de la Compañía de Salitres y Ferrocarril Agua Santa.

Angela

La oficina Angela pertenecía al Cantón de Santa Catalina. Perteneció a la sociedad compuesta por Loayza y Abascal. Transportaba su producción por ferrocarril hasta el puerto de Piasagua. En su mejor época produjo 2.000 quintales diarios de salitre, con una ley del 96 por ciento. Esta oficina estaba cerca de Santa Catalina y era vecina de La Patria.

Interesante

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Bailes de La Tirana

La gran variedad de colores, ritmos y coreografías es sin duda una de las principales características de esta festividad, donde cada baile expresa de manera distinta su devoción a la Virgen .

Los Chinos


Este baile tiene raíces post hispánicas y fue traído desde el Santuario de Andacollo. Aparece en La Tirana en 1907.
El baile chino posee una jerarquía especial, ya que ellos sacan a la Virgen en procesión. La tradición se impuso a fines del siglo XIX cuando Tarapacá estaba en pleno proceso de chilenización. El Baile Chino era reconocido como una institución antigua que nació en Andacollo, es decir, eminentemente chileno.

Los Chunchos El baile representan a los indígenas de la vertiente oriental de Los Andes con una estructura que nace en Bolivia y data de 1848. Hoy es el único baile del tipo tradicional selvático. Anteriormente estaban los Tobas, Callaguayas, Cambas, Chirihuanos y Llameros, los que asistieron a la construcción del nuevo templo de La Tirana.
Describen bailes en círculos…

Himno de Iquique

Canciones para la ciudad
El primer himno a Iquique fue compuesto por Baldomero Castro y utilizó el seudónimo de Justo Miralles.
Mario Bahamonde en su libro "Guía de la Producción Intelectual Nortina" indica que Baldomero Castro "compuso el himno en Pisagua en 1889 y está destinado a glorificar la epopeya de Iquique. Se cantó en todas las escuelas de Chile entre 1890 y 1897".
El segundo himno fue creado en 1936 por Roberto López Meneses, "Canto lírico a Iquique". En él enfatizaban las cualidades humanas de los iquiqueños, denominando a la ciudad "pueblo singular".
El tercer himno pertenece a Julio García y se cantó en la década de los 40 y los 50. La letra versa sobre el desierto, el mar, las gestas militares y deportivas.
El músico boliviano Gilberto Rojas, es el autor del vals de Iquique. Nació en Oruro el 10 de marzo de 1916 y falleció el 21 de marzo de 1983, a los 67 años.
La letra del vals se refiere a las bondades del puerto y señala el gran amor…