Ir al contenido principal

Norte Grande: Territorio de epopeyas

El Norte Grande, como territorio de epopeyas y de fatalismo, tierra de contrastes y sobre todo de colonización y de chilenización, despertó en los creadores, la conciencia de hallarse en un mundo nuevo, virgen, inexplorado y acaso por siempre dispuesto a situar sobre nuestro destino una veta de fatalismo, que tiene sus explicaciones y su plena razón de ser.

Terremotos, maremotos, pestes, matanzas, incendios, crisis económicas, campos de concentración, fosas comunes, desaparecidos y desaparecidas, han ayudado a que sobre nuestro imaginario social y cultural, siempre esté presente la existencia de un hecho, que nos pueda echar por la borda nuestros mejores sueños.

El patrimonio literario del Norte Grande se halla magistralmente condensado en una obra mayor que no ha logrado ser reeditada. Se trata de la "Guía de la Produccion Intelectual del Norte Grande", de Mario Bahamonde, publicada por la Universidad de Chile, sede Antofagasta (1966).

Esa obra habrá que actualizarla.

Por su parte Yerko Moretic en su ensayo "El relato en la pampa salitrera" (1962) entrega una primera aproximación a la literatura surgida en la época del salitre.

La mayor expresión literaria se llevó a cabo durante e inspirado en el ciclo salitrero. Desde poemas fundacionales como "Las pampas salitreras", de Clodomorio Castro, pasando por la novela "Tarapacá", de Juan Zola, dan cuenta de una atiborrada y maciza producción literaria.

A fines del siglo pasado, novelas, cuentos, ensayo y crónicas, dieron extensa cuenta de una ciudad constantemente retratada por hombres y mujeres que, impactados por la crisis de los años 30, por el éxito de la pesca o de la Zona Franca, quieren dejar su manifiesto testimonio, tal como lo hicieran Castro y Zola a fines del siglo XIX y a comienzos del XX.

Popular Posts

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Pueblos Originarios en la Región de Tarapacá, Chile.

Tierra de dinosaurios Hace 65 millones de años, los dinosaurios dominaron esta tierra. En vez de extensos desiertos, en la Región de Tarapacá existían sinuosos ríos y amplios bosques que en nada hacían presagiar la sequedad de hoy. A 70 kilómetros al sureste de Pica se encuentra la Quebrada de Chacarillas. En ese lugar existen varias docenas de huellas de dinosaurios que habitaron el Norte Grande. Las huellas pertenecen al periodo cretácico, que comenzó hace 100 millones de años y se caracterizó por la gran variedad de dinosaurios que existieron.
Las huellas fueron descubiertas en 1962 por paleontólogos norteamericanos. Estudios posteriores establecieron que al menos hubo cuatro especies en esta zona: el estegosaurio, el allosaurio, el iguanodón y el tiranosaurio rex.Presencia humana

Presencia humana Miles de años después, y luego que el mundo enfrentara la última era Glacial, comenzó el poblamiento humano. Los primeros cazadores recolectores y sus familias llegaron al continente ameri…

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”


Son 78 cartas. Cada una de ellas representan una idea, un concepto que permite conocer tu futuro, reafirmar el presente o entender tu pasado. Hombres y mujeres, profesionales o pobladores, todos en algún momento se sienten atraídos por conocer qué les depara el destino, aclarar presentimientos o confirmar engaños. El tarot es una ventana a una manera de enfrentar el mundo y terminar con la incertidumbre del presente.

¿Esoterismo o terapia para los acongojados? Una mezcla de ambas. Para la tarotista Lucía, leer el tarot “es como la vida misma”. A través de las cartas se puede ver la realidad, la situación de la familia, la relación con amigos, los amores y los viajes que se realizaron o se realizarán.
El tarot se basa en la simbología de cada carta. Cada una de ellas representa algún sentido en la vida, desde la pasión, los viajes o la muerte. El sentido se va armando a partir de la ubicación de sus cartas e…