Ir al contenido principal

Los barrios de Iquique y sus tradiciones

 El Carnaval en los barrios de Iquique


Los aires de carnaval en Iquique comenzaban la última semana de febrero. Todas las familias se preparaban para hacer frente a algunos días de relajo. Eso incluía bateas en las calles, tinas con agua, harina, papeles de colores, globos con agua y proyectiles hechos con papel de volantín y que tenían como objetivo ensuciar al vecino, al familiar o a cualquiera que pasara cerca del lugar.



Los disfraces le agregaron al carnaval un aspecto fantasioso, que le dio fama en todo Chile. "Durante la festividad la gente salía a bailar y recorrer primero el barrio y después la ciudad, mojando o ensuciando a todos con agua, harina o brillantina que recogían de los cerros", señala Luis "Checho" González, cantante y creador de la distinción Dragón de Plata.

Pero al contrario de lo que pudiera pensarse, la gente que asistía a estas fiestas, conocía perfectamente los riesgos. "A veces los más jóvenes se sobrepasaban y ocurría algún accidente donde intervenían los carabineros, pero eran hechos aislados ya que esta era una fiesta familiar donde la gente venía sólo a divertirse".

Dentro de esta festividad había dos días claves: el martes que era el "Día de los Picados" y el Miércoles de Ceniza.

El "Día de los Picados" era la última ocasión que tenía la gente para desquitarse mojando o ensuciando a quienes habían hecho lo mismo con ellos. Ese día generalmente el comercio y todos los trabajos cerraban sus puertas desde muy temprano, mientras que los niños se aprovisionaban de agua, harina y brillantina para comenzar una verdadera batalla que sólo terminaba cuando no quedaba nada que tirar".

"El Miércoles de Ceniza" (cuarenta días antes de Semana Santa) se terminaba con la festividad con una misa realizada por el párroco del barrio y con el entierro de El Carnaval".

El recorrido de la caravana para "quemar al mono", una figura símbolo del carnaval, y "enterrar" la fiesta, variaba dependiendo del barrio en que se encontraba. En El Morro se iniciaba con una procesión de gente desde la calle Souper por Gorostiaga para bajar por la Plaza Prat.

Después la comparsa seguía hacia Baquedano hasta el cine Délfico, actual Edificio Atalaya y regresaba por Vivar para bajar por O'Higgins y continuar a los baños Bellavista, balneario ubicado al lado de la actual piscina Alcalde Godoy.

En Cavancha, el recorrido abarcaba toda la extensión de la playa, ingresaban a la península y terminaban en el muelle de pescadores, en donde el mono colgaba sobre las aguas de la bahía.




Agua perfumada

En los sectores más pudientes de Iquique también se celebraba el carnaval. En vez de agua sucia, las personas arrojaban globos con agua perfumada. Había diferencias sutiles, pero la intención era la misma. Divertirse antes que comenzara el tiempo de Cuaresma.

El inicio del carnaval comenzaba en "El Camino" o avenida Balmaceda. Con papeles de colores o pequeños frascos de colonia, la gente jugaba e intentaba mojarse.

En las noches la fiesta pasaba a los centros sociales de la época. El más destacado era el Chalet Suisse, que quedaba donde actualmente se levanta el Hotel Gavin; o en el Teatro Nacional, ubicado entre Vivar y Sargento Aldea, y el Casino Español.

En el Teatro Municipal se sacaban las butacas y quedaba un amplio espacio para bailar.

El Círculo Italiano, funcionaba en el segundo piso del Edificio Colombino ubicado en calle Tarapacá al llegar a Obispo Labbé. En este lugar se realizaban los tradicionales Bailes de la Pentolaccia.

El investigador Luis Díaz Salinas indica que "la calle Baquedano era el escenario donde se libraban las mas hermosas batallas, pues las damas se defendía desde los balcones y terrazas, lanzando globos y chorros de agua para repeler el ataque de los varones".

Una versión parecida tiene Carlos Alfaro Calderón. "Las diversas comparsas de disfrazados mantenía durante tres días consecutivos en una verdadera locura a hombres, mujeres, jóvenes y viejos; pero lo que más llamaba la atención era el Domingo de Tentación, en que se enterraba a Don Carnaval, el personaje multicolor, empolvado y completamente mojado".

En esos tiempos "Iquique se despoblaba, invadiendo sus habitantes la península de Cavancha y sus playas inmediatas. Desde muy temprano desfilaban por las calles, las carretas embanderadas que conducían a los festejantes a las playas y allí, en la arena húmeda se levantaban centenares de carpas donde luego se dejaban oír los alegres acordes de una guitarra y se bailaba con gran entusiasmo.

Al mismo tiempo, los establecimientos de recreo de Cavancha eran visitados por la alta sociedad iquiqueña y jefes de casas comerciales, autoridades y administradores de oficina salitrera. Al anochecer los paseantes regresaban a la ciudad contentos y satisfechos de haber pasado un día agradable y divertido".







Entierro del carnaval

Lunes 25 de febrero de 1901
La Patria

"Con motivo de esta antigua costumbre, que por desgracia aún cuenta con algunos prosélitos en Iquique, antenoche y ayer se vieron algunas máscaras por las calles.

En el Paseo de Cavancha notamos algunas carpas y no poca gente que se divertía.

La comparsa de chinos que salió en Carnaval con dos o tres bailes de máscaras, sin otro atractivo que una charanga insoportable, que no dejó dormir al vecindario en toda la noche.

A decir de muchos, estas fiestas van decayendo de año en año; ojalá que la decadencia vaya en aumento hasta que se extingan por completo".



La desintegración de los barrios


La modernización de la ciudad comienza en 1953 cuando el presidente Carlos Ibáñez Del Campo decreta a Iquique puerto libre y se refuerza, en 1958 con la fundación de la Junta de Adelanto durante el gobierno de Alessandri.  En este período entre otras obras se inauguraron la piscina olímpica y el estadio.  En la década de los años 50, la ciudad enfrente el aumento de la población proveniente de las salitreras que en el noroeste y suroeste de la ciudad construyen poblaciones de emergencia.
Durante los años 60 y 70 el fortalecimiento de las pesqueras y el nacimiento de la Zofri harían crecer las expectativas de una mejor calidad de vida. Iquique contaba ya en 1971  con más de 64 mil habitantes.  "Era una ciudad chata, la altura de sus viviendas no superaba los dos pisos y sólo en 1978 se produciría un quiebre en el estilo urbano al construirse los primeros edificios de altura. Cuatro años más tarde 110 mil personas poblaban el lugar, mientras la costa comenzaba a llenarse de nuevas construcciones que con su altura y belleza le cambian la cara a esta Tierra de Campeones", afirma el académico de la Unap Juan Podestá Arzubiaga.
De esta manera Iquique vive la época de los 80 y 90 lleno de cambios que se caracterizaron por una gran inversión pública y privada que estimuló lo principales sectores de desarrollo de la ciudad. Así la minería, el turismo, el comercio y la industria entre otras, crecieron a pasos agigantados transformando a esta urbe en una de las más prósperas del país.
"Hoy Iquique tiene una población de 175 mil habitantes con una proyección para el 2005 que supera las 205 mil personas. En tanto si analizamos los avances desde el punto de vista económico entre 1992 y 1997, la ciudad creció anualmente un 11,1% lo que marca un hito dentro de la región y el país", precisó Podestá.
Además es importante consignar el hecho que en 1996 la población económicamente activa en Iquique alcanzó a 59 mil personas, cifra que subió a 61 mil en 1997 y durante 1998 llegó a 95 mil personas trabajando.

Entradas más populares de este blog

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Bailes de La Tirana

La gran variedad de colores, ritmos y coreografías es sin duda una de las principales características de esta festividad, donde cada baile expresa de manera distinta su devoción a la Virgen .

Los Chinos


Este baile tiene raíces post hispánicas y fue traído desde el Santuario de Andacollo. Aparece en La Tirana en 1907.
El baile chino posee una jerarquía especial, ya que ellos sacan a la Virgen en procesión. La tradición se impuso a fines del siglo XIX cuando Tarapacá estaba en pleno proceso de chilenización. El Baile Chino era reconocido como una institución antigua que nació en Andacollo, es decir, eminentemente chileno.

Los Chunchos El baile representan a los indígenas de la vertiente oriental de Los Andes con una estructura que nace en Bolivia y data de 1848. Hoy es el único baile del tipo tradicional selvático. Anteriormente estaban los Tobas, Callaguayas, Cambas, Chirihuanos y Llameros, los que asistieron a la construcción del nuevo templo de La Tirana.
Describen bailes en círculos…

El Sistema Shanks

El ingeniero químico James T. Humberstone fue uno de los industriales del salitre que influyó fuertemente en la vida pampina y mejoró el método de procesamiento del mineral.
Humbersone, pasó a los libros de historia como Santiago Humberstone.
Este científico adoptó a las industrias del nitrato el sistema de elaboración denominado "shanks" que se empleaba en Inglaterra para la elaboración de soda.
El sistema consistía en la disolución del caliche en bateas de doble fondo calentadas a vapor con temperaturas más alta de lo que habitualmente utilizaban. El otro cambio sustancial fue el traslado de las "aguas madres" o "residuales" para el aprovechamiento de caliche con leyes de hasta el 13 por ciento. Esto, en definitiva,  evitó perder material que anteriormente quedaba depositado en los ripios.
La oficina San Antonio, en 1877; Agua Santa en 1878; y Tres Marías, en 1881, fueron las primeras en practicar esta metodología. En cada una de ellas, el propio Humbe…