Ir al contenido principal

La radio multiplica sus canales de difusión

Se está consolidando un fenómeno que comenzó hace años y que se vislumbra como una gran oportunidad de transformación para la radio tradicional.

Esa transformación avanza rápidamente gracias a dos herramientas que se están consolidando para la consolidación de las audiencias: Facebook Live y la transmisión en vivo de Youtube.

En Facebook Live se realizan más de tres mil transmisiones por minuto. Esa cifra es global y no indica si es contenido personal o posee una producción mayor asociada a una empresa de generación de contenido.

Photo by Jonathan Velasquez on Unsplash


Youtube tiene más de mil millones de usuarios y más de la mitad de visualizaciones provienen de dispositivos móviles.

Estas son dos alternativas que las radios están utilizando para transmitir sus programas. En algunos casos los dueños de las ondas radiales lo consideran como una segunda o tercera vía de difusión de contenido.

Una ventaja es que el streaming en Facebook o Youtube para las radios permite asociar una imagen a la voz y también llegar directamente a la audiencia.

Otro aporte para el negocio radial es que se conoce en línea la audiencia que tienen en la transmisión.
Tener la certeza de tu audiencia es un primer paso para segmentar tu público, mejorar tus contenidos y centralizar tus esfuerzos para ofrecer una mejor plataforma para tus avisadores.

La señal el vivo en el sitio web

La segunda vida de la radio es transmitir su señal de audio a través de un sitio web. Es evidente que las personas conectadas a través de esta vía va en aumento. También existe un estudio que indica que Chile es el país latinoamericano con mayor consumo de radios on line, casi nueve de cada diez chilenos sintonizó en el último año una radio en señal on line.
Incluso ya es real la existencia de radios sin dial. Es un mercado incipiente, pero ya existe competencia para atraer a una mayor audiencia. La radio sin dial tiene su base en internet.

Hoy cualquiera que tenga el equipamiento mínimo para grabar un programa y colgarlo a la web puede desarrollar una radio online. No hay una entidad reguladora ni una organización gremial como lo es la ARCHI para las emisoras análogas, por lo que es difícil tener un catastro de cuántas aparecen cada año.

Ahora la audiencia esta en el teléfono móvil y en el automóvil y no en un equipo receptor de señal FM.
Es cierto ¿Quién tiene y usa un equipo de radio en 2018?
Es posible que en tu hogar estos equipos quedaron relegados a un segundo plano o incluso ya no existe a excepción de una pequeña radio que está destinada a ocuparse el día de una emergencia o contingencia mayor (Si estas en Chile, es un terremoto o algún tipo de desastre natural similar).
¿Cómo debería ser la formula para traer a una nueva audiencia que no está asociada a un receptor de radio FM?
La audiencia está en internet. En Chile, 84 de 100 chilenos tiene acceso a internet.
81,2% de dichos accesos corresponde a internet móvil, destacando la navegación vía smartphone, que alcanza a un 92,3%, con un crecimiento del 23% durante este año.

Aplicaciones de radio

Aplicaciones como Tunein son cada vez más populares.
Esto provoca un efecto que por años fue mirado con recelo por los radiodifusores: ahora se compite con las radios locales y también con todas las que existen en el mundo. Ya existe una plataforma que las une. La competencia para captar la atención del público se globalizó.
Tunein se define como la mayor plataforma de streaming de audio teniendo cerca de 75 millones de usuarios activos mensualmente. Transmite sobre 120 mil estaciones de radios y posee 5.7 millones de programas on-demand o podcast. Su aplicación está presente en 200 plataformas y artículos electrónicos, es decir, su aplicación está para IOS, Android, en Playstation o en los parlantes Sonos, entre otros.

La radio no “on line”, el podcast

La radio offline de 2018 está en los Podcast, un fenómeno que cobró fuera en los últimos años, pero que ha estado presente desde principios de internet.
Un podcast es un paso adelante al programa de radio análogo. Es un producto unitario, digital con potencial de viralizarse y de alcanzar escala mundial.
No encontré cifras en Chile. Sin embargo, me remito a estudio español donde da a conocer que existe un “segundo aire de los podcast y la escucha de radio on line”.
El Estudio General de Medios establece que el 6,5% de los españoles escucha la radio a través de internet, aunque el consumo de podcasts en España representa el 1,6% del total.
Descargar un archivo de audio y escuchar un programa radial era una idea antigua y ahora, con la mayor facilidad par la transmisión de datos por los teléfonos móviles, hace más fácil acceder a este tipo de contenidos.
El principal desafío del podcast es monetizar este modelo, convertirlo en un negocio.
El podcast tiene un gran potencial de crecimiento, no se puede obviar que la audiencia está creciendo y las barreras para producir y acceder a este tipo de material cada vez son menores.
El podcast como término nació en 2004, pero su uso era anterior. Su nacimiento está asociado con la facilidad de las herramientas y tecnología necesaria para publicar un programa radial en un archivo de audio en internet.
Hay tecnologías asociadas que permitieron su uso y masificación que no vienen al caso especificar. Actualmente en un teléfono móvil, en Itunes, Spotify, tienes acceso a podcast de diferentes temas, tonos y procedencias. Lo más importante a destacar: no necesariamente está asociados a una frecuencia radial o a una radioemisora o empresa de medios. Existen miles de podcast que son producidos por personas, grupos e instituciones, además de las empresas de medios más tradicionales.
Esa libertad, hace que puedas tener tu propio programa radial sin pisar un estudio radial.
¿Cuál es el desafío? Ofrecer contenidos que interesen a un público lo suficientemente amplio y definido, que lo convierta en un producto rentable económicamente.
Recuerda que la audiencia es amplia, se acompaña y no se retiene.





Comentarios

Popular Posts

Los criminales que estremecieron a Chile

A pesar de los años en que Julio Pérez Silva sembró el terror en Alto Hospicio, su caso no es único. En Chile existen varios sicópatas que mantuvieron en vilo a la comunidad y lograron burlar por varios meses a las autoridades policiales.
El caso más emblemático corresponde al Chacal de Nahueltoro. El 20 de agosto de 1960, Jorge del Carmen Valenzuela Torres, se acercó hasta su conviviente de 38 años de edad, Rosa Rivas, en busca de la pensión de viudez que la mujer debía retirar cada mes en San Carlos, Séptima Región. Pero en esa ocasión su pareja no tenía el dinero y por ello reaccionó en forma violenta. Tomó la guadaña con la que trabajaba en el campo, le dio muerte en el lugar. Luego, hizo lo mismo con los cinco hijos de la mujer, entre ellos, un bebé.
Horas más tarde, Quelo Dinamarca, dueño del Fundo Chacayal, encontró los cuerpos. De Valenzuela, nada se supo hasta un mes después, cuando la policía lo encontró en el campo.
El "Chacal de Nahueltoro" fue fusilado el 30 de…

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Himno de Iquique

Canciones para la ciudad
El primer himno a Iquique fue compuesto por Baldomero Castro y utilizó el seudónimo de Justo Miralles.
Mario Bahamonde en su libro "Guía de la Producción Intelectual Nortina" indica que Baldomero Castro "compuso el himno en Pisagua en 1889 y está destinado a glorificar la epopeya de Iquique. Se cantó en todas las escuelas de Chile entre 1890 y 1897".
El segundo himno fue creado en 1936 por Roberto López Meneses, "Canto lírico a Iquique". En él enfatizaban las cualidades humanas de los iquiqueños, denominando a la ciudad "pueblo singular".
El tercer himno pertenece a Julio García y se cantó en la década de los 40 y los 50. La letra versa sobre el desierto, el mar, las gestas militares y deportivas.
El músico boliviano Gilberto Rojas, es el autor del vals de Iquique. Nació en Oruro el 10 de marzo de 1916 y falleció el 21 de marzo de 1983, a los 67 años.
La letra del vals se refiere a las bondades del puerto y señala el gran amor…