El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no se diferenciaron mayormente de las sociedades de socorros mutuos o de las mutuales, pero su originalidad estuvo en que, más adelante, asumieron características de centro de vida social y cultural.

La mancomunal no se salió de los marcos del sistema establecido, pero luchó en contra del sector patronal y postuló la transformación de las relaciones productivas. También tuvieron la particularidad de ser organizaciones típicamente chilenas.

En Iquique se fundaron varias organizaciones mutualistas. Las que lograron trascender fueron la Sociedad de Artesanos y Socorros Mutuos, fundada el 16 de noviembre de 1889; Sociedad Obrera Sudamericana de Señoras, fundada el 1° de enero de 1893; Sociedad Internacional Protectora de Señoras, fundada el 16 de julio de 1893; Sociedad Auxiliadora Chilena de Señoras, fundada el 10 de octubre de 1900; Sociedad Unión San Gerardo de Señoras, fundada el 16 de noviembre de 1913; Sociedad Orden Social de Señoras, fundada el 17 de agosto de 1938; Sociedad Arturo Alessandri Palma, fundada de septiembre de 1942, y Sociedad Unión y Cultura de Señoras, fundada el 18 de enero de 1946.

La mayoría de ellas fueron aglutinadas en marzo de 1939 cuando se creó la Federación Provincial Mutualista de Tarapacá.

Otra organización que prevalece hasta ahora es la Sociedad Protectora de Empleados que se fundó el 31 de octubre de 1891. En 1911 este organismo inauguró su tradicional edificio ubicado frente a la Plaza Prat, a un costado del Teatro Municipal.



Enlaces de interés




Tres pilares marcan la historia de Iquique

Tres temas marcan a Iquique y resumen a esta ciudad. Mirar estos tres libros es una manera de conocer esta tierra.

Prat, una tragedia, retrata el último día en la vida de Arturo Prat. Está novelado, lleno de detalles históricos y emociona por el retrato más humano del héroes sin llegar a los extremos que expone Baradit.

Santa María de las flores negras retrata el conflicto social que vivió Iquique en 1907. Describe personajes memorables y retrata una de las mayores tragedias del siglo XX.

La Tirana, así pasen los años es un compendio de crónicas y relatos que muestran la evolución de la fiesta religiosa desde 1891 a 1973.

Entradas más populares de este blog

Bailes de La Tirana

La Reina del Tamarugal

¿Dudas o una consulta? Escríbeme...

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *