Ir al contenido principal

La conciencia social

Capítulo 34

Iquique siglo XX
La conciencia social


Con la Revolución del 91, los trabajadores salitreros dieron los primeros avances en la concreción de su “conciencia social”.

La presión y el descontento en la masa obrera generó la gran huelga del salitre que comienza a mediados de 1907.

El gobierno, presidido por Pedro Montt, envió una comisión consultiva para conocer la “cuestión obrera”. Durante dos días trabajaron en Iquique y recibieron las visitas de los empresarios salitreros, representantes de los trabajadores, comerciantes y funcionarios públicos.Luego subieron a la pampa y recorrieron al menos 23 oficinas para conocer en terreno las condiciones en que se desarrollaba la actividad industrial.

Los informes que emitió esta comisión no tuvieron el impacto y resolución que esperaban los trabajadores. El descontento seguía igual y se vio empeorado por la devaluación de la moneda ocasionado por las bajas en las ventas del salitre. Esto desembocó en el alza de precios de los productos de necesidad básica.


La Crisis

Iquique cosmopolita de principios del siglo XX, se convirtió en el centro de la actividad económica del norte de Chile.

Antes de la Primera Guerra Mundial, que comenzó en 1914 y se extendió hasta 1919, Chile tenía el monopolio total del mercado de fertilizantes a nivel global. Sin embargo, la explosión del conflicto bélico y el bloqueo económico que existía en Europa influyó directamente en la ostensible baja de la demanda de salitre.

Esto, sumado a la imperiosa necesidad de Alemania de contar con un producto para la fabricación de pólvora y abono a cultivos, sirvió para que científicos de esa nacionalidad crearan el salitre sintético.

Como respuesta a los difíciles tiempos que se aproximaban, nace la Asociación de Productores de Salitre, entidad encargada de poner el material a la venta.

Al terminar la guerra mundial en 1919 ocurrió la primera crisis de importancia Ese año paralizaron al menos 35 oficinas. No obstante de la mala situación económica que pasaba la región, Iquique no estuvo ajeno a las festividades del triunfo de las fuerzas aliadas y el fin de la guerra.

Grande y chicos salieron a las calles para festejar la noticia que llegaba con una semana de retraso. Las familias se reunieron en la Plaza Prat y celebraron con música y baile, mientras que los ciudadanos chinos lanzaron fuegos artificiales desde las azoteas de sus casas.

Según el actor iquiqueños Willie Zegarra, las personas pensaban que vendrían días mejores. Sin embargo, la crisis estalló en toda su magnitud en 1921 con la disminución de la demanda generada por la creación del salitre sintético.

Reactivación

Síntomas de reactivación comenzaron a sentirse a mediados de la década. En 1929, la producción llegó a los 2 millones 898 mil 141 toneladas métricas. Más adelante, todo fue en picada.

En 1930 para salvar la industria, el Estado Chileno intentó dar solución a la crisis creando la Corporación de Salitre de Chile,Cosach.

En 1934 nació la Corporación de Ventas de Salitre, Covensa. En esa se centralizó la exclusividad de la comercialización del salitre, yodo, y subproductos del área. En esa época la actividad estaba centrada en tres grandes empresas, la Compañía Salitrera de Tarapacá y Antofagasta, la Corporación Salitrera Anglo-Chilena y laLautaro Nitrate CO. Las tres representaban a mediados de la década del 30, el 90 por ciento de la producción total.

En este escenario oscuro para la provincia, Iquique entró en un periodo de estancamiento. La necesidad de desarrollar nuevas entradas económicas para la ciudad hicieron mirar hacia el mar de una manera distinta a la que la gente estaba acostumbrada. La industria pesquera dio sus primeros pasos.




Huelga de 1907

Crisis en la Pampa: Matanza en la Escuela Santa María
La importancia de la huelga de 1907.
21 de diciembre de 1907
Reflexiones luego de finalizada la huelga.
Una pequeña reseña

Imágenes

Edificio de la Aduana

Contexto social

Tarapacá entra al Siglo XX
La cuestión social.
La conciencia social
Mundo salitrero

Comentarios

Popular Posts

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”


Son 78 cartas. Cada una de ellas representan una idea, un concepto que permite conocer tu futuro, reafirmar el presente o entender tu pasado. Hombres y mujeres, profesionales o pobladores, todos en algún momento se sienten atraídos por conocer qué les depara el destino, aclarar presentimientos o confirmar engaños. El tarot es una ventana a una manera de enfrentar el mundo y terminar con la incertidumbre del presente.

¿Esoterismo o terapia para los acongojados? Una mezcla de ambas. Para la tarotista Lucía, leer el tarot “es como la vida misma”. A través de las cartas se puede ver la realidad, la situación de la familia, la relación con amigos, los amores y los viajes que se realizaron o se realizarán.
El tarot se basa en la simbología de cada carta. Cada una de ellas representa algún sentido en la vida, desde la pasión, los viajes o la muerte. El sentido se va armando a partir de la ubicación de sus cartas …

La quema de Judas en Iquique

La "Quema de Judas" es una costumbre que está resurgiendo de las cenizas luego de décadas de olvido.

Esta tradición comenzó en Iquique durante los años 30 y se extendió hasta 1955. Durante esa época, el organizador de la fiesta popular era Jorge Muñoz. Se realiza en la tienda "Mi Casa", ubicada en la esquina de Juan Martínez con Zegers.

"Mi Casa" era un gran almacén que tenía alguna similitud con un supermercado de barrio. En él trabajaron 40 personas. Parte de su negocio era vender la mercadería a las distintas oficinas salitreras.

Varios grupos de músicos, entre ellos la "Banda del Litro", ubicados en una glorieta interpretaban viejas melodías.

Una semana antes de la fiesta, el domingo de Resurrección, se repartían volantes. Estos mismos papeles luego servían para las tradicionales rifas de chanchos lechones, botellas de vino, carne y conservas.

La parte principal de la fiesta era la Quema de Judas, que vestía de manera formal, es decir, con p…

Diccionario de palabras usadas en la pampa salitrera

La crisis salitrera provocó un enorme éxodo de familias que habían construido sus vidas bajo el inclemente sol de la pampa. Los vestigios de este estilo de vida aún persisten en distintos puntos de Iquique.


Muebles, lozas, juegos de té y utensilios de cocina son parte del legado que es posible rescatar en museos, antiguas casonas y en las viviendas de los pampinos que aún conservan recuerdos del esplendor salitrero.


Antes que la electricidad fuera parte de la vida pampina, las planchas de fierro eran calentadas a carbón. Los trozos incandescentes eran depositados al interior de la plancha. Los modelos más avanzados tenían un "escape" para que el humo del carbón saliera sin que dañara las manos.


Antiguas cajetillas de cigarrillos aún es posible encontrar en las ex oficinas salitreras más apartadas de las carreteras y puntos turísticos. Premier, Privado y Populares fueron algunas de las marcas que consumieron los pampinos.





Jarrón, fuente, jabonera y peinetera componen este jue…

Campeones de caza submarina

El cazador submarino iquiqueño Raúl Choque logró el doble título mundial de la especialidad el recordado 4 de septiembre de 1971, tanto en categoría individual como por equipos.

El campeonato reunió en las aguas de Iquique a representantes de 18 países americanos, europeos y asiáticos.









Cada uno de ellos llegó a la Tierra de Campeones lleno de títulos especializados y con los equipos más sofisticados que existían en ese momento para este tipo de actividad deportiva.

Sin embargo, el equipo chileno de caza submarina, al mando de su figura insigne Raúl Choque, tenía una vasta experiencia en esas aguas, sumados a la facilidad para estar bajo el agua, lo cual les sirvió para que destacaran desde el primer momento entre los grandes del mundo.
Diario El Tarapacá 5 de septiembre de 1971
En una entrevista para el diario El Tarapacá, Raúl Choque dijo:
"Me siento no sólo campeón del mundo, sino también el hombre más feliz del mundo. Pese a no ser hijo de esta tierra, mi triunfo lo dedico a ella, ,…