Las huellas de dinosaurio en la quebrada de Chacarillas

Hace cien millones de años Sudamérica estaba unido a Africa y lo que actualmente es desierto, antes era un amplio territorio selvático con amplios ríos que marcaron la geografía de la zona. En ese ambiente los dinosaurios dominaban la tierra y la marca irrefutable de su presencia la podemos observar a 70 kilómetros al sureste del Oasis de Pica, específicamente en la Quebrada de Chacarillas, lugar donde existen huellas de cuatro especies de dinosaurios:  el estegosaurio, el allosaurio, el iguanodón y el tiranosaurio rex.
Lo que hace millones de años el fondo de un río pantanoso, hoy son las laderas de esta quebrada donde están impresas decenas de huellas que fueron descubiertas recién en 1962 por paleontólogos norteamericanos y que hace pocos años fueron relanzadas como atractivo turístico por la propia Municipalidad de Pica. Al ingresar al oasis encontramos un parque con reproducciones a escala real de tres especies de dinosaurios. Este parque es un recordatorio de lo que se puede apreciar en terreno.
Para llegar a la quebrada es necesario contar con un vehículo 4X4 y un guía que conozca el terreno. Existen visitas guidas desde Pica. El recorrido comienza a primera hora y el viaje puede extenderse durante más de dos horas, dependiente de las condiciones del terreno.
El mejor horario para admirar las huellas es entre el mediodía y las tres de tarde debido a que las sombras marcan la profundidad y siluetas de las pisadas.
En Chacarillas hay pisadas de varios animales que caminaban juntos y a una misma velocidad. Esto refirmaría la teoría que los dinosaurios tenían comportamiento social y avanzaban en manadas.

Tres pilares marcan la historia de Iquique

Tres temas marcan a Iquique y resumen a esta ciudad. Mirar estos tres libros es una manera de conocer esta tierra.

Prat, una tragedia, retrata el último día en la vida de Arturo Prat. Está novelado, lleno de detalles históricos y emociona por el retrato más humano del héroes sin llegar a los extremos que expone Baradit.

Santa María de las flores negras retrata el conflicto social que vivió Iquique en 1907. Describe personajes memorables y retrata una de las mayores tragedias del siglo XX.

La Tirana, así pasen los años es un compendio de crónicas y relatos que muestran la evolución de la fiesta religiosa desde 1891 a 1973.

Entradas más populares de este blog

Bailes de La Tirana

La Reina del Tamarugal

El mutualismo y mancomunales

¿Dudas o una consulta? Escríbeme...

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *