Ir al contenido principal

Bailes de La Tirana

La gran variedad de colores, ritmos y coreografías es sin duda una de las principales características de esta festividad, donde cada baile expresa de manera distinta su devoción a la Virgen .

Los Chinos




Este baile tiene raíces post hispánicas y fue traído desde el Santuario de Andacollo. Aparece en La Tirana en 1907.
El baile chino posee una jerarquía especial, ya que ellos sacan a la Virgen en procesión. La tradición se impuso a fines del siglo XIX cuando Tarapacá estaba en pleno proceso de chilenización. El Baile Chino era reconocido como una institución antigua que nació en Andacollo, es decir, eminentemente chileno.

Los Chunchos

El baile representan a los indígenas de la vertiente oriental de Los Andes con una estructura que nace en Bolivia y data de 1848.
Hoy es el único baile del tipo tradicional selvático. Anteriormente estaban los Tobas, Callaguayas, Cambas, Chirihuanos y Llameros, los que asistieron a la construcción del nuevo templo de La Tirana.
Describen bailes en círculos, con pasos y saltos largos, realizan inclinaciones quedando en cuclillas y vuelven a incorporarse. Estos bailes se acompañan de una lanza de madera que lleva un fino alambre o elástico a lo largo de ella, el que hacen sonar al tirarlo y soltarlo.

Los Morenos

Aparecen en La Tirana durante los años 30 cuyo origen está ligado a los bailes negros africanos traídos a América.
Utilizan la matraca para acompañar el baile. A partir de 1930 hubo notorios cambios en cuanto a la creatividad de la danza. Nacieron variantes al Baile Moreno tradicional. Así nacieron los hindúes, Alí Babá y Arabes que se difundieron por las oficinas salitreras.

Las Kullacas

Bailan danzas incaicas exclusivamente femeninas, asociadas a los bailes ceremoniales al sol y también a los pastores aymaras.
En lengua aymara, Kullacas significa "hermana mayor". Pertenecen al grupo de bailes pastoriles agrarios y es el único en su categoría que perdura hasta hoy.
Este baile utiliza un poste en el centro de la pista, del que se descuelgan múltiples cintas de colores, las que van trenzando a medida que bailan.

Los Gitanos

Este baile surgió después de 1930. Imitan a agrupaciones de gitanos. Para ello utilizan trajes coloridos, pañuelos y panderos. Bailan con movimientos rápidos en rueda y girando sobre sí mismos. Se estima que el juego de pañuelos que realizan al bailar fue asimilado de los bailes moreno, que antiguamente lo utilizaban.

Sambos caporales

Es una danza de raíces coloniales, bolivianas y afroportuguesa. Se caracteriza como un baile que satiriza a los capataces de las plantaciones de azúcar. Por eso llevan un látigo, grandes botas y sombrero ancho con uno de sus costado doblado hacia arriba. También utilizan pitos que soplan al ir marcando sus pasos. Las damas describen movimientos mas suaves y pegados al suelo.

Las Diabladas




Nacen en el santuario en 1957, cuando don Gregorio Ordenes agrupa a los "diablos sueltos" y funda la primera diablada.

Los Antawara

Está basado en una danza ritual inca de culto al sol. Es un baile que realiza armoniosos movimientos de brazos y manos dirigidos hacia el cielo. Con pasos y saltos describen ágiles desplazamientos. Baila un personaje con un tocado de plumas en la cabeza. Es una estructura de alambres que se va ensanchando hacia arriba.









































Popular Posts

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Iquique on fire por fG! Atardecer en Iquique

Iquique on fire por fG!

Atardecer en Iquique

Campeones de caza submarina

El cazador submarino iquiqueño Raúl Choque logró el doble título mundial de la especialidad el recordado 4 de septiembre de 1971, tanto en categoría individual como por equipos.

El campeonato reunió en las aguas de Iquique a representantes de 18 países americanos, europeos y asiáticos.









Cada uno de ellos llegó a la Tierra de Campeones lleno de títulos especializados y con los equipos más sofisticados que existían en ese momento para este tipo de actividad deportiva.

Sin embargo, el equipo chileno de caza submarina, al mando de su figura insigne Raúl Choque, tenía una vasta experiencia en esas aguas, sumados a la facilidad para estar bajo el agua, lo cual les sirvió para que destacaran desde el primer momento entre los grandes del mundo.
Diario El Tarapacá 5 de septiembre de 1971
En una entrevista para el diario El Tarapacá, Raúl Choque dijo:
"Me siento no sólo campeón del mundo, sino también el hombre más feliz del mundo. Pese a no ser hijo de esta tierra, mi triunfo lo dedico a ella, ,…

La historia que esconde la Rotonda Chipana en Iquique: Los inmigrantes Lucanos

La rotonda Chipana, ubicada en el sector sur de Iquique, alberga una escultura metálica que representa a Felicia Muscio.


Cuenta la historia que Felicia Muscio llegó a Iquique a fines de 1800 desde Nápoles, cuando desembarcó en Argentina y cruzó la Cordillera de Los Andes en un caballo con su bebé en brazos. Al llegar a Valparaíso emprendió el viaje a su destino final, Iquique, donde la esperaba su marido Vittorio Sciaraffia.
Con este relato, el escultor Antonio Masini plasmó lo que Felicia tuvo que pasar para reencontrarse con su amor y vivir una nueva vida lejos de su hogar.




"Felicia de Los Andes" como fue nombrada esta escultura que muestra a una mujer montada sobre un caballo y con su hija en brazos, fue enviada a hacer por la familia Sciaraffia en 2001 para rendir un homenaje a esta mujer que cruzó océanos para comenzar de nuevo.
La escultura alcanza los ocho metros de altura, por casi cuatro de ancho y tres y medio de profundidad.
En Iquique, el 22 de mayo los más d…