Ir al contenido principal

Casa del Deportista de Iquique

Alrededor de 18 años debió esperar la comunidad para contar con un recinto que acogiera los grandes espectáculos deportivos, frecuentes en las décadas del 50 y 60.


La Casa del Deportista "Guillermo Valenzuela Koster", enclavada en un comienzo en calle Tarapacá entre Barros Arana y Vivar.

El coliseo de cemento y emociones, diseñado por el arquitecto Mario Bravo, costó mucho sudor y demasiadas lágrimas a los dirigentes de antaño.

Lo básico fue adquirir los terrenos. El alcalde Pedro Munga los vendió al Consejo Local de Deportes, presidido por el doctor Juan Lombardi, en un lejano 13 de diciembre de 1949. La compra se concretó en 150 mil pesos y el sitio correspondía a el ex Mercado.

Los dirigentes de esa época acordaron que el recinto sería para el Consejo y se destinaría a las disciplinas del boxeo, básquetbol, vóleibol y tenis de mesa.

El martes 5 de septiembre de 1950 el arquitecto Mario Bravo dio a conocer el diseño estructural, precisando que el Estadio tendría una capacidad de 3.400 espectadores, con un campo de juego, graderías altas y bajas, salas de reuniones y locales de ventas. La inversión alcanzaría a los cinco millones de pesos, contando con un aporte inicial de un millón de pesos.

El sueño ideado por el destacado dirigente del boxeo, doctor Raúl Sierralta Escola, en 1946, se hacía realidad ese día de septiembre.

En los primeros meses de 1952 comenzó la construcción del recinto y su inauguración oficial fue en 1968 pese a que sus instalaciones albergaron numerosos espectáculos deportivos anteriores a su entrega.

En 1956 fue entregada a la comunidad pero su construcción tenía cemento por calle Tarapacá y madera por calle Serrano, hasta llegar al término de las obras en 1968.

La obra gruesa comenzó en 1982 y en 1984 fue inaugurada oficialmente con la infraestructura que utilizó hasta el año 2000, año en que fue vendida y demolida, para construir un nuevo edificio de moderna arquitectura en el sector sur de la ciudad, en el Complejo Deportivo Tadeo Haencke.

Los recursos económicos para la construcción del coliseo en calle Tarapacá fueron generados por la venta de la línea férrea de Caleta Buena a Pisagua, más los aportes dados por el Gobierno a través de los excedentes del cobre y el bono especial de 10 pesos por cada evento deportivo, que el Consejo dispuso para ese objetivo.


Reparaciones

La Casa del Deportista "Guillermo Valenzuela Koster" fue remodelada en dos ocasiones después de la inauguración. En 1993 el Consejo Local de Deportes, presidido por Adrián Rivas Acevedo, invirtió más de 10 millones de pesos en el cambio del piso y butacas de plateas.

Sin embargo, la gran inversión se realizó entre enero y junio de 1997 por la realización del Campeonato Sudamericano de Básquetbol Femenino Adulto. Más de 100 millones de pesos se invirtieron en las reparaciones de los baños y duchas, piso, vestuarios, techumbre, butacas y pintura interior y exterior de todo el recinto.


45 años de historia

La última actividad que se realizó en la Casa del Deportista fue el sábado 10 de marzo de 2000, con una velada internacional de boxeo entre los seleccionados de la Asociación Centros de Iquique (ABCI) y el representativo de Lima, Perú.

El baloncesto puso fin a sus actividades con el torneo interregional de menores organizado por el Club Unión Morro. "Los anfitriones ganaron en la final a la Escuela de Básquetbol de Antofagasta, en el denominado campeonato Adiós a la Casa del Deportista, mientras que la asociación local cerró su competencia con la disputa del título de la temporada 2000 en categoría adulto damas, venciendo Puchuldiza a Unión Morro en un partido extra", recordó Adrián Rivas, actual presidente del Consejo Local de Deportes.

Agregó que "también, hay que destacar que en la Casa del Deportista estuvo dos veces para el 1 de mayo, el Presidente Augusto Pinochet. También lo hizo el mandatario Patricio Aylwin y Ricardo Lagos cuando era candidato".

Otro hecho que resaltó en la historia de la Casa del Deportista fue la presencia de Fidel Castro. En 1971, cuando el presidente cubano hizo una gira por el país pasó por el recinto "y como buen deportista se puso la camiseta del desaparecido Club Iquitados y, con las botas puestas, comenzó a lanzar el balón a uno de los cestos".

Luego de 45 años, la casa del Deportista fue puesta en venta y demolida a mediados del año 2000. Un nuevo recinto, acorde con el siglo XXI, fue levantado en los terrenos del complejo deportivo "Tadeo Haencke".

La Nueva Casa del Deportista está ubicada en la intersección de calles Castro Ramos y Rancagua. Tuvo un costo de mil millones de pesos y fue financiado por el municipio y el gobierno regional.

Cuenta con un moderno sistema de iluminación y marcadores electrónicos; amplios camarines, servicios higiénicos y graderías que permiten albergar hasta 3.000 personas. En la parte más cercana a la cancha posee un moderno sistema de asientos replegables que permiten ampliar el espacio de juego dependiendo de la necesidad de los organizadores.

El moderno edificio fue entregado la segunda semana de abril de 2001 al Consejo Local de Deportes, organismo propietario, quien la inauguró en junio de ese año con un torneo de básquetbol de categoría internacional.

Popular Posts

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”


Son 78 cartas. Cada una de ellas representan una idea, un concepto que permite conocer tu futuro, reafirmar el presente o entender tu pasado. Hombres y mujeres, profesionales o pobladores, todos en algún momento se sienten atraídos por conocer qué les depara el destino, aclarar presentimientos o confirmar engaños. El tarot es una ventana a una manera de enfrentar el mundo y terminar con la incertidumbre del presente.

¿Esoterismo o terapia para los acongojados? Una mezcla de ambas. Para la tarotista Lucía, leer el tarot “es como la vida misma”. A través de las cartas se puede ver la realidad, la situación de la familia, la relación con amigos, los amores y los viajes que se realizaron o se realizarán.
El tarot se basa en la simbología de cada carta. Cada una de ellas representa algún sentido en la vida, desde la pasión, los viajes o la muerte. El sentido se va armando a partir de la ubicación de sus cartas …

La quema de Judas en Iquique

La "Quema de Judas" es una costumbre que está resurgiendo de las cenizas luego de décadas de olvido.

Esta tradición comenzó en Iquique durante los años 30 y se extendió hasta 1955. Durante esa época, el organizador de la fiesta popular era Jorge Muñoz. Se realiza en la tienda "Mi Casa", ubicada en la esquina de Juan Martínez con Zegers.

"Mi Casa" era un gran almacén que tenía alguna similitud con un supermercado de barrio. En él trabajaron 40 personas. Parte de su negocio era vender la mercadería a las distintas oficinas salitreras.

Varios grupos de músicos, entre ellos la "Banda del Litro", ubicados en una glorieta interpretaban viejas melodías.

Una semana antes de la fiesta, el domingo de Resurrección, se repartían volantes. Estos mismos papeles luego servían para las tradicionales rifas de chanchos lechones, botellas de vino, carne y conservas.

La parte principal de la fiesta era la Quema de Judas, que vestía de manera formal, es decir, con p…

Diccionario de palabras usadas en la pampa salitrera

La crisis salitrera provocó un enorme éxodo de familias que habían construido sus vidas bajo el inclemente sol de la pampa. Los vestigios de este estilo de vida aún persisten en distintos puntos de Iquique.


Muebles, lozas, juegos de té y utensilios de cocina son parte del legado que es posible rescatar en museos, antiguas casonas y en las viviendas de los pampinos que aún conservan recuerdos del esplendor salitrero.


Antes que la electricidad fuera parte de la vida pampina, las planchas de fierro eran calentadas a carbón. Los trozos incandescentes eran depositados al interior de la plancha. Los modelos más avanzados tenían un "escape" para que el humo del carbón saliera sin que dañara las manos.


Antiguas cajetillas de cigarrillos aún es posible encontrar en las ex oficinas salitreras más apartadas de las carreteras y puntos turísticos. Premier, Privado y Populares fueron algunas de las marcas que consumieron los pampinos.





Jarrón, fuente, jabonera y peinetera componen este jue…

Campeones de caza submarina

El cazador submarino iquiqueño Raúl Choque logró el doble título mundial de la especialidad el recordado 4 de septiembre de 1971, tanto en categoría individual como por equipos.

El campeonato reunió en las aguas de Iquique a representantes de 18 países americanos, europeos y asiáticos.









Cada uno de ellos llegó a la Tierra de Campeones lleno de títulos especializados y con los equipos más sofisticados que existían en ese momento para este tipo de actividad deportiva.

Sin embargo, el equipo chileno de caza submarina, al mando de su figura insigne Raúl Choque, tenía una vasta experiencia en esas aguas, sumados a la facilidad para estar bajo el agua, lo cual les sirvió para que destacaran desde el primer momento entre los grandes del mundo.
Diario El Tarapacá 5 de septiembre de 1971
En una entrevista para el diario El Tarapacá, Raúl Choque dijo:
"Me siento no sólo campeón del mundo, sino también el hombre más feliz del mundo. Pese a no ser hijo de esta tierra, mi triunfo lo dedico a ella, ,…