Ir al contenido principal

Poner orden en el caos del guardarropa

Reconocer que la única solución radica en la reducción ordenada y constante de las prendas que ya no usas o que quedaron desfasadas o gastadas por su uso.
Recomendaciones para traer el control del guardarropa:
  1. Una prenda entra, otra sale. Es una regla simple y casi obvia. Hay que detener el crecimiento desmesurado de la cantidad de prendas acumuladas en el closet. Si compras  una polera, una prenda similar debe eliminarse del cajón. Esta es la única manera de contralar el crecimiento.
  2. Una prenda al mes. Aunque cueste, es necesario crear el hábito de deshacerse de alguna prenda mayor(poleras, camisas, chaquetas) una vez al mes. Aunque no lo quieras creer existe ropa que está oculta al final del cajón que sabes que nunca utilizarás nuevamente. Esa ropa es la que tiene que eliminarse. Una prenda, una vez al mes. Esta es la única manera que podamos reducir las dimensiones del guardarropa.
  3. La ropa interior no cuenta. Este punto está relacionado con la recomendación de “Una prenda al mes”. Un par de calcetines no debe contarse como una prenda a eliminar en la regla de “Una al mes”. La ropa interior debe eliminarse a medida que su uso así lo amerite. Si tiene hoyos o si está descocido o perdió su color o elasticidad, es el momento exacto en arrojar esa prenda a la basura.
  4. La primavera y el otoño son momentos de verdad. Existen dos momentos en el año que consiente o inconscientemente queremos, podemos y debemos eliminar ropa. Esos momentos son el inicio del verano y el inicio del otoño. En estos dos momentos, sacamos la ropa que hemos guardado y nos preparamos para días más calurosos o fríos. Este momento es el propio para hacer un trabajo de introspección y de análisis para hacer una selección de lo que efectivamente utilizaremos y lo que sabemos que quedará guardado en un cajón. Este es el momento de hacer una purga que nos ayude a reducir.
Con estos cuatro sencillas reglas es posible reducir las dimensiones de nuestro closet y llevar orden al caos.

Popular Posts

La historia que esconde la Rotonda Chipana en Iquique: Los inmigrantes Lucanos

La rotonda Chipana, ubicada en el sector sur de Iquique, alberga una escultura metálica que representa a Felicia Muscio.


Cuenta la historia que Felicia Muscio llegó a Iquique a fines de 1800 desde Nápoles, cuando desembarcó en Argentina y cruzó la Cordillera de Los Andes en un caballo con su bebé en brazos. Al llegar a Valparaíso emprendió el viaje a su destino final, Iquique, donde la esperaba su marido Vittorio Sciaraffia.
Con este relato, el escultor Antonio Masini plasmó lo que Felicia tuvo que pasar para reencontrarse con su amor y vivir una nueva vida lejos de su hogar.




"Felicia de Los Andes" como fue nombrada esta escultura que muestra a una mujer montada sobre un caballo y con su hija en brazos, fue enviada a hacer por la familia Sciaraffia en 2001 para rendir un homenaje a esta mujer que cruzó océanos para comenzar de nuevo.
La escultura alcanza los ocho metros de altura, por casi cuatro de ancho y tres y medio de profundidad.
En Iquique, el 22 de mayo los más d…

Los criminales que estremecieron a Chile

A pesar de los años en que Julio Pérez Silva sembró el terror en Alto Hospicio, su caso no es único. En Chile existen varios sicópatas que mantuvieron en vilo a la comunidad y lograron burlar por varios meses a las autoridades policiales.
El caso más emblemático corresponde al Chacal de Nahueltoro. El 20 de agosto de 1960, Jorge del Carmen Valenzuela Torres, se acercó hasta su conviviente de 38 años de edad, Rosa Rivas, en busca de la pensión de viudez que la mujer debía retirar cada mes en San Carlos, Séptima Región. Pero en esa ocasión su pareja no tenía el dinero y por ello reaccionó en forma violenta. Tomó la guadaña con la que trabajaba en el campo, le dio muerte en el lugar. Luego, hizo lo mismo con los cinco hijos de la mujer, entre ellos, un bebé.
Horas más tarde, Quelo Dinamarca, dueño del Fundo Chacayal, encontró los cuerpos. De Valenzuela, nada se supo hasta un mes después, cuando la policía lo encontró en el campo.
El "Chacal de Nahueltoro" fue fusilado el 30 de…

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”

Lucia, tarotista profesional: “Leer las cartas del tarot es como la vida misma”


Son 78 cartas. Cada una de ellas representan una idea, un concepto que permite conocer tu futuro, reafirmar el presente o entender tu pasado. Hombres y mujeres, profesionales o pobladores, todos en algún momento se sienten atraídos por conocer qué les depara el destino, aclarar presentimientos o confirmar engaños. El tarot es una ventana a una manera de enfrentar el mundo y terminar con la incertidumbre del presente.

¿Esoterismo o terapia para los acongojados? Una mezcla de ambas. Para la tarotista Lucía, leer el tarot “es como la vida misma”. A través de las cartas se puede ver la realidad, la situación de la familia, la relación con amigos, los amores y los viajes que se realizaron o se realizarán.
El tarot se basa en la simbología de cada carta. Cada una de ellas representa algún sentido en la vida, desde la pasión, los viajes o la muerte. El sentido se va armando a partir de la ubicación de sus cartas …

La quema de Judas en Iquique

La "Quema de Judas" es una costumbre que está resurgiendo de las cenizas luego de décadas de olvido.

Esta tradición comenzó en Iquique durante los años 30 y se extendió hasta 1955. Durante esa época, el organizador de la fiesta popular era Jorge Muñoz. Se realiza en la tienda "Mi Casa", ubicada en la esquina de Juan Martínez con Zegers.

"Mi Casa" era un gran almacén que tenía alguna similitud con un supermercado de barrio. En él trabajaron 40 personas. Parte de su negocio era vender la mercadería a las distintas oficinas salitreras.

Varios grupos de músicos, entre ellos la "Banda del Litro", ubicados en una glorieta interpretaban viejas melodías.

Una semana antes de la fiesta, el domingo de Resurrección, se repartían volantes. Estos mismos papeles luego servían para las tradicionales rifas de chanchos lechones, botellas de vino, carne y conservas.

La parte principal de la fiesta era la Quema de Judas, que vestía de manera formal, es decir, con p…