Ir al contenido principal

Agricultura e Industria


En todo Chile la agricultura se desarrolló a un ritmo más lento. La incorporación de las tierras de La Araucanía, la demanda por productos agrícolas de los centros mineros del norte y la ampliación de las ciudades de Valparaíso y Santiago, impulsaron la utilización de nuevos espacios en los valles centrales.

La producción continuó orientada preferentemente al mercado interno y se componía de productos de chacarería, animales de engorda, cereales y legumbres.

La modernización en el sector agrícola estuvo representada por la construcción de canales de regadío y la introducción de cepas viñateras que modificaron la producción de vinos en la Zona Central.

Mercado Central de Santiago
Hasta la mitad del siglo XIX la industria en la zona de Santiago estaba limitada a una escala casi artesanal. Después de 1850 esta situación cambió. El crecimiento demográfico, la incorporación de capitales privados y la llegada de técnicos extranjeros permitieron desarrollar la industria del azúcar, muebles, zapatos, ropa, jabones y vidrios.

Los casos que mejor ejemplifican este cambio corresponden a la industria de la cerveza y la molinera, que se expandieron con capacidad para abastecer en todas las ciudades importantes de la época.

En esta época también nacieron en la zona central los primeros bancos chilenos y con ello la regularización de los primeros créditos financieros que permitieron apoyar en parte las inversiones que más adelante se ejecutaron en Tarapacá y Antofagasta.

Todo ello modernizó las formas de inversión y permitió la llegada de capitales extranjeros que se incorporaron a la expansión de los ferrocarriles, alumbrado urbano y actividades mineras.




- Este artículo está publicado en la sección La Guerra del Pacífico. Más información en el Capítulo 1: Chile en el siglo XIX y en la Bibliografía.

Popular Posts

La importancia de la huelga de 1907

Para el investigador Sergio González la Matanza de la Escuela Santa María marcó para siempre el movimiento sindical y obrero chileno. Los hechos ocurridos el 21 de diciembre de 1907 no fueron olvidados, como tampoco las reivindicaciones sociales que exigían los trabajadores. Todas ellas permanecieron latentes hasta que en 1912 se fundó en Iquique el Partido Obrero Socialista.

Aparte de la importancia en la lucha social, la gran huelga del salitre da paso a la conciencia multinacional.

A juicio del sociólogo Bernardo Guerrero, el movimiento reivindicatorio tuvo como característica particular la participación de chilenos, peruanos, argentinos y bolivianos.

"Más que una sensación de chilenidad, que si existía, había además un ambiente de ser iquiqueño o tarapaqueño".


El Tarapacá: 24 de diciembre de 1907
El diario El Tarapacá consignó la matanza tres días después de ocurrido el hecho:

Los huelguistas Por mucho que reflexionemos al respecto no acertamos á comprender la obcecación…

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Bailes de La Tirana

La gran variedad de colores, ritmos y coreografías es sin duda una de las principales características de esta festividad, donde cada baile expresa de manera distinta su devoción a la Virgen .

Los Chinos


Este baile tiene raíces post hispánicas y fue traído desde el Santuario de Andacollo. Aparece en La Tirana en 1907.
El baile chino posee una jerarquía especial, ya que ellos sacan a la Virgen en procesión. La tradición se impuso a fines del siglo XIX cuando Tarapacá estaba en pleno proceso de chilenización. El Baile Chino era reconocido como una institución antigua que nació en Andacollo, es decir, eminentemente chileno.

Los Chunchos El baile representan a los indígenas de la vertiente oriental de Los Andes con una estructura que nace en Bolivia y data de 1848. Hoy es el único baile del tipo tradicional selvático. Anteriormente estaban los Tobas, Callaguayas, Cambas, Chirihuanos y Llameros, los que asistieron a la construcción del nuevo templo de La Tirana.
Describen bailes en círculos…

Atletismo en Iquique

El atletismo tiene los nombres de Carlos Vera, Julio León, Jorge González y Ariel Standen como estandartes de los años de glorias de las décadas del 40, 50 y 60, donde esos campeones obtenían siempre los primeros lugares en las históricas Olimpiadas Zonales de Atletismo.

También destacaron Julio Lagos Cano, Julio y Hernán Lagos Cosgrove, Daniel Cortés, Fernando Mussa, Arturo Malagarriga, entre otros ases.

La bocha nos recuerda los campeones de Chile Octavio, Narciso y César Rossi, Francisco Lasala, Antonio Mangini, Ernesto y Carlos Gandolfo, titulares en 1967, 1970, 1974 y 1977.

La natación también fue grande en épocas pasadas, con los astros Bernardo Solari, José Lamas, Mario Pinto, Rodolfo Torrico y Rosario Torres.

El béisbol también tuvo su momento de gloria en la década del 50 e inicios de los 60, con cuatro títulos chilenos y la figuración referencial del sacerdote Marcelo Quirión, a quien llamaban cariñosamente "mister home run".


Ariel Standen Levis: El primer campeó…