Ir al contenido principal

Benjamín Vicuña Mackenna (1831 - 1886)

Benjamín Vicuña Mackenna
Benjamín Vicuña Mackenna fue un destacado hombre de letras y político que participó en el desarrollo urbano de Santiago e influyó con sus ideas liberales en los cambios ocurridos durante el siglo XIX en Chile.

Nació en Santiago el 25 de agosto de 1831. Sus padres fueron Pedro Vicuña Aguirre y Carmen Mackenna Vicuña.

Realizó sus estudios en el Instituto Nacional, y siguió Leyes en la Universidad de Chile.

En su juventud participó activamente en política al ser elegido secretario del Club de La Reforma, cargo que también desempeñó en la Sociedad de la Igualdad.

En 1862 y luego de viajes por Estados Unidos y Europa, fue nombrado miembro de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Chile. En 1863 se inició como periodista en la redacción de El Mercurio de Valparaíso.

Vicuña Mackenna se incorporó al Congreso al ser elegido diputado por La Ligua entre 1864 y 1867. Al estallar el conflicto armado con España en el Pacífico, se dirigió a Perú y a Estados Unidos (1865) a cumplir misiones secretas encargadas por el gobierno de Pérez.

Contrajo matrimonio el 4 de marzo de 1867 con su prima Victoria Subercaseaux Vicuña.

En 1872 el gobierno lo nombró intendente de la ciudad de Santiago. En esa labor se le recuerda por la modernización o europeización de la capital de Chile, por el cambio del Cerro Huelén que se transformó en un paseo.

Además, durante su gestión se realizaron o iniciaron obras como el término de la canalización del Mapocho, un camino de circunvalación para toda la ciudad, ampliación de la red de agua potable, un nuevo matadero para los barrios de la zona norte, finalización de las obras del Teatro Municipal, ensachamiento y pavimentación con adoquines de numerosas calles.

Volvió al Congreso tras ser elegido senador por Santiago y Coquimbo.

Se involucró en la Guerra del Pacífico 1879 como orador desde su sillón senatorial o pronunciando discursos sobre los acontecimientos de Iquique, en mayo de ese año. Organizó la Sociedad Protectora de Huérfanos y de las Viudas de la Guerra, invirtiendo sus escasos ahorros en esta causa. Visitó diariamente los hospicios que acogían a los soldados heridos, de cuyas conversaciones se impuso de los detalles de las campañas y acciones militares que publicó en el periódico El Nuevo Ferrocarril, y en obras como Historia de la Campaña de Tarapacá (1880), Historia de la Campaña de Tacna y Arica, e Historia de la Campaña de Lima (1881). Además, publicó un libro con biografías de los soldados muertos en la guerra llamado álbum de las Glorias de Chile.

Vicuña Mackenna se retiró a la vida privada, combinando su pasión por escribir con la administración de una hacienda, en la cual se instaló junto a su esposa. Falleció el 25 de enero de 1886.


- Este artículo está publicado en la sección La Guerra del Pacífico. Más información en el Capítulo 1: Chile en el siglo XIX y en la Bibliografía.

 

Popular Posts

La importancia de la huelga de 1907

Para el investigador Sergio González la Matanza de la Escuela Santa María marcó para siempre el movimiento sindical y obrero chileno. Los hechos ocurridos el 21 de diciembre de 1907 no fueron olvidados, como tampoco las reivindicaciones sociales que exigían los trabajadores. Todas ellas permanecieron latentes hasta que en 1912 se fundó en Iquique el Partido Obrero Socialista.

Aparte de la importancia en la lucha social, la gran huelga del salitre da paso a la conciencia multinacional.

A juicio del sociólogo Bernardo Guerrero, el movimiento reivindicatorio tuvo como característica particular la participación de chilenos, peruanos, argentinos y bolivianos.

"Más que una sensación de chilenidad, que si existía, había además un ambiente de ser iquiqueño o tarapaqueño".


El Tarapacá: 24 de diciembre de 1907
El diario El Tarapacá consignó la matanza tres días después de ocurrido el hecho:

Los huelguistas Por mucho que reflexionemos al respecto no acertamos á comprender la obcecación…

El mutualismo y mancomunales

El mutualismo fue la principal forma de organización laboral que tuvieron los artesanos a fines del siglo XIX y principios del XX. En 1880 existían 39 de estas instituciones en todo Chile. Su objetivo era el mejoramiento material e intelectual del obrero sobre la base de la ayuda mutua.

Los integrantes de la directiva se preocupaban de la recreación y la formación de pequeñas bibliotecas. También trabajaban en torno a la previsión, la vivienda y el ahorro de sus afiliados. La principal diferencia de una mutual con el sindicato o cooperativa es que se interesan en la situación del obrero sin referirla a su relación con el patrón o con el Estado. Bajo esa perspectiva no se relacionaba con luchas reivindicatorias o enfrentamientos con las figuras de poder.

En tanto que las mancomunales fueron las organizaciones populares más significativas de la primera década del siglo XX. Nacieron y se consolidaron en las minas y puertos nortinos a comienzos de 1900.

Los objetivos en sus inicios no s…

Problemas sociales en Iquique a inicios del siglo XX

En 1912 la Cámara de Diputados creó una comisión especial encargada de investigar los desórdenes en los servicios comunales de Tarapacá. El informe incluyó cifras sobre las condiciones de vida de los iquiqueños, que eran alarmantes desde la perspectiva del gobierno central. Por ejemplo, señalaba que la ciudad presentaba las más altas tasas de mortalidad y natalidad del país: 35,2 muertes y 35,9 nacimientos cada 1000 habitantes superando ampliamente la media nacional de 24,1 y 24,6 respectivamente.
Del total de atendidos en el Hospital de Beneficencia, 325 personas eran tuberculosas, 111 presentaban graves afecciones de la piel por sobreexposición al sol y 578 estaban infectados con enfermedades venéreas. Una de cada tres prostitutas controladas en el hospital estaba contagiada de blenorragia o sífilis.
También existían registrados 452 intentos de suicidio y 1475 afectados de dolencias sin diagnóstico definido.
En el hospital sólo trabajaban 8 médicos, 11 practicantes y 72 sirvientes,…

Bailes de La Tirana

La gran variedad de colores, ritmos y coreografías es sin duda una de las principales características de esta festividad, donde cada baile expresa de manera distinta su devoción a la Virgen .

Los Chinos


Este baile tiene raíces post hispánicas y fue traído desde el Santuario de Andacollo. Aparece en La Tirana en 1907.
El baile chino posee una jerarquía especial, ya que ellos sacan a la Virgen en procesión. La tradición se impuso a fines del siglo XIX cuando Tarapacá estaba en pleno proceso de chilenización. El Baile Chino era reconocido como una institución antigua que nació en Andacollo, es decir, eminentemente chileno.

Los Chunchos El baile representan a los indígenas de la vertiente oriental de Los Andes con una estructura que nace en Bolivia y data de 1848. Hoy es el único baile del tipo tradicional selvático. Anteriormente estaban los Tobas, Callaguayas, Cambas, Chirihuanos y Llameros, los que asistieron a la construcción del nuevo templo de La Tirana.
Describen bailes en círculos…