Almirante Juan Williams Rebolledo (1825-1910)



Almirante Juan Williams Rebolledo (1825-1910)  

El almirante Juan Williams Rebolledo tuvo la complicada misión de comandar la armada chilena durante la primera parte de la Guerra del Pacífico. En sus manos quedaron las principales decisiones para lograr el control del mar y luego dejar el espacio libre para el avance terrestre del ejército expedicionario.
Juan Williams Rebolledo nació en Curacaví en 1825. Sus padres fueron Juan Williams y Gertrudis Rebolledo. Tuvo dos hermanos, Horacio Luis y Lavinia. Se casó con Clara Noeglé y tuvo dos hijos, Juan y Héctor.
Su vida militar comenzó en 1844 cuando ingresó a la Escuela de Guardiamarinas.
Durante la Revolución de 1851 participÛ en los conflictos bÈlicos con el rango de comandante de la fragata Chile.
En 1855 fue nombrado comandante de arsenales y gobernador marÌtimo de Atacama. Ese mismo año viajó a Inglaterra, con la misión de traer a Chile la corbeta Esmeralda, construida en astilleros ingleses.
En la década de 1860, Juan Williams realizó diversas tareas, entre las que se pueden destacar las exploraciones al Norte de Chile en compañía de Rodulfo Philippi, el desarrollo de interesantes estudios hidrográficos en las islas de San Félix, y su nombramiento como comisionado para establecer los límites con Bolivia, en 1863.
Durante la guerra con España, se firmó una alianza entre Chile, Perú, Bolivia y Ecuador, y Williams fue nombrado comandante en jefe de las fuerzas aliadas en el mar. Debió asumir la fortificación de las costas, fundamentalmente del apostadero de Abtao, en Chiloé, que se convirtió así en una zona inexpugnable para los cañones de las naves españolas.
Adem·s de su extensa carrera militar, Juan Williams desempeñó otras tareas. Fue diputado, intendente y comandante general de Armas y de Marina de ValparaÌso. Escribió y publicó el libro Contienda de Chile y el Perú contra España (1865-1866).
Durante la Revolución de 1891, solidarizó con el Presidente Balmaceda. Luego fue miembro del Partido Liberal Democrático e intentó ser senador.
Ya alejado del servicio activo, fue ascendido por una ley de febrero de 1908 al rango de vicealmirante en servicio, honor que mantuvo hasta su muerte el 24 de junio de 1910.

Tres pilares marcan la historia de Iquique

Tres temas marcan a Iquique y resumen a esta ciudad. Mirar estos tres libros es una manera de conocer esta tierra.

Prat, una tragedia, retrata el último día en la vida de Arturo Prat. Está novelado, lleno de detalles históricos y emociona por el retrato más humano del héroes sin llegar a los extremos que expone Baradit.

Santa María de las flores negras retrata el conflicto social que vivió Iquique en 1907. Describe personajes memorables y retrata una de las mayores tragedias del siglo XX.

La Tirana, así pasen los años es un compendio de crónicas y relatos que muestran la evolución de la fiesta religiosa desde 1891 a 1973.

Entradas más populares de este blog

Bailes de La Tirana

La Reina del Tamarugal

El mutualismo y mancomunales

¿Dudas o una consulta? Escríbeme...

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *