Cómo las ‘fake news’ llevaron Facebook al desastre

La red social se construyó sobre el poder del efecto de las redes: tú te unes porque todo el mundo se une. Pero ese efecto puede funcionar igual para conseguir que la gente abandone la plataforma. Y Zuckerberg lo comprende de forma casi visceral. Después de todo, él contribuyó hace una década a crearle problemas de ese tipo a MySpace y, aunque es objeto de discusión, parece que le está haciendo lo mismo a Snap hoy en día. Zuckerberg ha evitado en parte ese destino, porque ha demostrado ser brillante a la hora de anular a sus mayores amenazas. Compró Instagram. Compró WhatsApp. Cuando Snapchat se convirtió en una amenaza, lo copió…

Entradas más populares de este blog

Bailes de La Tirana

El mutualismo y mancomunales

La Reina del Tamarugal