Error 4 al escribir en un blog empresarial: Divagar

Escribir siempre es un acto personal y como tal, cada vez que redactamos un artículo mostramos una parte de nuestra personalidad.

Es importante que cada vez que escribamos un artículo para nuestro sitio, lo hagamos con un lenguaje sencillo y cercano.

Photo by Ryoji Iwata on Unsplash


Una manera de hacer esta redacción más cercana a la gente es, efectivamente, escribir desde una perspectiva personal.

Sin embargo, no podemos abusar de esta práctica porque corremos el riesgo de divagar.

Esta es una situación que caemos fácilmente si decidimos dar mayor realce a las anécdotas e historias personales para ilustrar el tema principal del post.

Divagar o irse por las ramas, nos aleja de nuestro objetivo principal al escribir un artículo: presentar un tema central que responda a nuestro plan de trabajo o estrategia de marketing para nuestro negocio.

Siempre debemos tener en mente que la meta es escribir para nuestro público objetivo y redactar siempre atendiendo al objetivo que tiene la empresa.

Divagar es un riesgo, ya que la atención de nuestro lector se puede perder en cualquier segundo.

Se conciso y directo

Una manera clara de mantener la atención del lector es marcar claramente cuál es el objetivo central del texto; Identifica cuál es la idea o el mensaje principal.
Repite esa idea principal desde el principio hasta el final del texto. Asegúrate de mantener el centro en la idea principal, que cada frase refuerce o conduzca o aporte a esa idea principal.

Estas son algunas recomendaciones:

  1. Expresa tu idea (una idea) de diferentes manera
  2. Entrega ejemplos ajustados a esta idea principal
  3. Asegúrate que ese punto central sea desarrollado de la mejor manera posible.
  4. Elimina todo o que no aporte, conduzca o refuerce esa idea central.



Tres pilares marcan la historia de Iquique

Tres temas marcan a Iquique y resumen a esta ciudad. Mirar estos tres libros es una manera de conocer esta tierra.

Prat, una tragedia, retrata el último día en la vida de Arturo Prat. Está novelado, lleno de detalles históricos y emociona por el retrato más humano del héroes sin llegar a los extremos que expone Baradit.

Santa María de las flores negras retrata el conflicto social que vivió Iquique en 1907. Describe personajes memorables y retrata una de las mayores tragedias del siglo XX.

La Tirana, así pasen los años es un compendio de crónicas y relatos que muestran la evolución de la fiesta religiosa desde 1891 a 1973.

Entradas más populares de este blog

Bailes de La Tirana

El mutualismo y mancomunales

La Reina del Tamarugal

¿Dudas o una consulta? Escríbeme...

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *