Ir al contenido principal

Vino del desierto: Recuperar la tradición vitivinícola de la Pampa del Tamarugal


Tuve la oportunidad que conocer la Estación Experimental Canchones, lugar donde la Universidad Arturo Prat lleva hace más de una década investigar, rescatar y producir vino en el desierto y, de esta manera, recuperar la tradición vitivinícola que existió en la pampa del tamarugal y que desapareció en 1930 aproximadamente.



Esta iniciativa ha tenido éxitos de renombre internacional, logrando identificar y registrar la primera cepa 100% chilena: Cepa Tamarugal.

Hoy el proyecto ya se encuentra consolidado y ya cuentan con producción vitivinícola que ya ha recibido reconocimientos internacionales.

El principal distintivo, junto con el desarrollo de la investigación de material genético de la cepa Tamarugal y cómo lograron su descubrimiento, es que este vino captura la esencia misma de la vida en pleno Desierto de Atacama:
  • Temperaturas extremas.
  • Alta radiación ultravioleta.
  • Salinidad de la Pampa del Tamarugal.
Todas estas condiciones hacen este vino único.

Esa esencia es posible captar en este “Vino del Desierto”, que está siendo producido con miras a llegar a un mercado Premium que cubra la exigente demanda internacional.

El proyecto sigue avanzando y ya han recibido invitaciones a participar en eventos internacionales, el más reciente a realizarse a fin de año.

Los próximos pasos son importantes. El objetivo es desarrollar el enoturismo en la zona y lograr que la producción vitivinícola se desarrolle con agricultores de la zona.

¿Y cómo es el vino?

Toda una experiencia.



Linkedin - Facebook



Ver esta publicación en Instagram

Viñedo en stand by

Una publicación compartida de Percy (@pcavendano) el


Ver esta publicación en Instagram

Vino del Desierto

Una publicación compartida de Percy (@pcavendano) el

Comentarios

Popular Posts

Recortes de prensa de la huelga de 1907 en Iquique

Para el investigador Sergio González la Matanza de la Escuela Santa María marcó para siempre el movimiento sindical y obrero chileno. Los hechos ocurridos el 21 de diciembre de 1907 no fueron olvidados, como tampoco las reivindicaciones sociales que exigían los trabajadores. Todas ellas permanecieron latentes hasta que en 1912 se fundó en Iquique el Partido Obrero Socialista.

Aparte de la importancia en la lucha social, la gran huelga del salitre da paso a la conciencia multinacional.

A juicio del sociólogo Bernardo Guerrero, el movimiento reivindicatorio tuvo como característica particular la participación de chilenos, peruanos, argentinos y bolivianos.

"Más que una sensación de chilenidad, que si existía, había además un ambiente de ser iquiqueño o tarapaqueño".


El Tarapacá: 24 de diciembre de 1907
El diario El Tarapacá consignó la matanza tres días después de ocurrido el hecho:

Los huelguistas Por mucho que reflexionemos al respecto no acertamos á comprender la obcecación…

Victoria, la última oficina salitrera

La oficina salitrera Victoria estuvo en funciones hasta 1979 y se convirtió en el último bastión de la historia pampina.

Victoria nació en plena crisis salitrera de los años cuarenta. Contaba con planta mecanizada y fue emplazada donde antes estuvieron Brac y Buenaventura.

La construcción de la salitrera fue de grandes proporciones. Utilizaron 2.200 toneladas de fierro para levantar las estructuras de los edificios de maestranza y los del pueblo. Para la edificación de los diez estanques de lixiviación o cachuchos, que tenían una capacidad de 23.000 metros cúbicos, se emplearon 17.000 metros cúbicos de piedra, 2.780 toneladas de cemento, 1.800 toneladas de fierro redondo de pulgada y media de ancho.

Para acondicionar el terreno en donde se instaló la planta se movilizaron 360.000 metros cúbicos de tierra. Además, fueron construidos 48 kilómetros de vías férreas para tener acceso a los rajos de la mina en los terrenos aún no explotados. En un principio utilizaron locomotoras a carbón…

14 cosas buenas que tiene Iquique y 11 propuestas para mejorar la ciudad

Costó que la gente entregará su opinión sobre las cosas buenas que tiene Iquique. Cada vez que abrimos el foro en www.estrellaiquique.cl,
los primeros en aparecer son los trolls sin nombre y apellido que no
dudan en encontrar todo malo en Iquique. Siempre describen a la ciudad
como una especie de campo de batalla donde solo tienes dos opciones
cuando sales a la calle: te caes por que la basura está esparcida en la
vereda o te asaltan porque los delincuentes están esperándote en la
esquina.
Ninguna de las dos opciones son reales. Iquique es un buen lugar para vivir y eso es lo que quisimos rescatar con este focus group que hicimos durante dos semanas. Estos son los resultados:
Lo bueno de Iquique1.- Clima.
2.- Playas y parques.
3.- Patrimonio histórico.
4.- Zofri y desarrollo económico.
5.- Desarrollo inmobiliario en altura.
6.- La cordillera.
7.- Ciudad multicultural.
8.- Frutas y verduras de la zona.
9.- Iluminación con energía solar.
10. - La pampa.
11.- Mamiña.
12. - Reciben a los inmigrantes.
13.- Su…

La historia que esconde la Rotonda Chipana en Iquique: Los inmigrantes Lucanos

La rotonda Chipana, ubicada en el sector sur de Iquique, alberga una escultura metálica que representa a Felicia Muscio.


Cuenta la historia que Felicia Muscio llegó a Iquique a fines de 1800 desde Nápoles, cuando desembarcó en Argentina y cruzó la Cordillera de Los Andes en un caballo con su bebé en brazos. Al llegar a Valparaíso emprendió el viaje a su destino final, Iquique, donde la esperaba su marido Vittorio Sciaraffia.
Con este relato, el escultor Antonio Masini plasmó lo que Felicia tuvo que pasar para reencontrarse con su amor y vivir una nueva vida lejos de su hogar.




"Felicia de Los Andes" como fue nombrada esta escultura que muestra a una mujer montada sobre un caballo y con su hija en brazos, fue enviada a hacer por la familia Sciaraffia en 2001 para rendir un homenaje a esta mujer que cruzó océanos para comenzar de nuevo.
La escultura alcanza los ocho metros de altura, por casi cuatro de ancho y tres y medio de profundidad.
En Iquique, el 22 de mayo los más d…