Historia del Estadio Tierra de Campeones de Iquique



El Estadio Tierra de Campeones ha tenido una larga y sinuosa historia.

La construcción comenzó a final del año 1980 bajo la administración de la alcaldesa Myrta Dubost.

La idea era reemplazar al antiguo Estadio Municipal que estaba emplazado frente a playa Cavancha y que por décadas fue el centro deportivo más grande de la ciudad. Deportes Iquique acá obtuvo sus primeros triunfos.

Sin embargo, el proyecto sufrió una serie de obstáculos que obligaron a la suspensión de la construcción. La falta de recursos para concretarlo era evidente.

En 1993, el estadio fue habilitado y puesto en funcionamiento cuando el alcalde era Jorge Soria, quien además implementó las ocho torres de iluminación que destacaban por sí sola.

Fue inaugurado el 5 de diciembre de 1993 con un partido amistoso entre los equipos Sub 17 de Deportes Iquique y la Academia Tahuichi Aguilera de Bolivia

Tras el Terremoto de 2014 que el 1 de Abril afectó al Norte Grande del país, el estadio sufrió daños de consideración.

En 2017 fue demolido con la promesa de construir un nuevo recinto con estándares FIFA.

La entrega oficial del nuevo estadio, no exento de atrasos y polémicas, se con el 2 de febrero de 2020 con el partido valido por la 2da fecha del Campeonato Nacional de Primera División entre los Dragones Celestes y Everton.



El nuevo estadio Tierra de Campeones “Ramón Estay Saavedra” tiene una capacidad de 13.000 espectadores y cuenta con instalaciones para la práctica del atletismo, taekwondo, judo, gimnasia, baile entretenido, tenis de mesa y halterofilia, además del fútbol.

Según cifras entregadas por el Gobierno, el estadio "significó una inversión de $24.770.230.000 millones de pesos, más otros dos mil 700 millones que aprobó el Core Tarapacá, y otras asignaciones para realizar obras complementarias en los alrededores del recinto con un costo total del recinto de $27.702.128.000".

El estadio no ha estado exento de polémica o anécdotas, como las butacas para solteros y las boleterías para personas de bajísima estatura.

Enlaces de interés:









Tres pilares marcan la historia de Iquique

Tres temas marcan a Iquique y resumen a esta ciudad. Mirar estos tres libros es una manera de conocer esta tierra.

Prat, una tragedia, retrata el último día en la vida de Arturo Prat. Está novelado, lleno de detalles históricos y emociona por el retrato más humano del héroes sin llegar a los extremos que expone Baradit.

Santa María de las flores negras retrata el conflicto social que vivió Iquique en 1907. Describe personajes memorables y retrata una de las mayores tragedias del siglo XX.

La Tirana, así pasen los años es un compendio de crónicas y relatos que muestran la evolución de la fiesta religiosa desde 1891 a 1973.

Entradas más populares de este blog

Bailes de La Tirana

La Reina del Tamarugal

El mutualismo y mancomunales

¿Dudas o una consulta? Escríbeme...

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *